Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Entre soprano y contralto: el corazón del canto femenino

Publicado por Mariana, el 05/03/2018 Blog > Música > Canto > Mezzosoprano: Cómo Cantar Esta Tesitura

«Algunos cantantes de ópera son más mezzo que soprano»

Gaëtan Faucer

Para evitarte algún que otro disgusto en tus actuaciones públicas, vamos a dedicar este artículo a una tesitura muy especial: la mezzo-soprano.

Esperamos que estos pocos consejos y sugerencias te ayuden a luchar contra la mediocridad y a dirigirte a las esferas más altas del canto para que te conviertas en una mezzo-soprano de categoría.

En el universo del canto lírico (el amplísimo mundo de la ópera), las voces mezzo-soprano destacan principalmente por su polivalencia.

Son el equivalente en voces femeninas al barítono (y a algunos tenores excepcionales), en el caso de los hombres. Se trata de un papel brillante reservado únicamente para aquellas que desprendan un aire romántico sin precedentes.

Veamos aquí en qué consiste ser mezzosoprano y cómo se puede dominar esta tesitura.

¿Qué es una mezzosoprano?

Con el registro mezzosoprano (término claramente procedente de la bellissima Italia) sobrepasamos el horizonte de las voces femeninas.

Aunque seas de esas personas con una voz digna de un castrati, tu timbre nunca se podrá comparar con la dulce calidez de una cantante digna de recibir la etiqueta de mezzosoprano.

En el caso de las solistas, las mezzo-soprano desempeñan la voz femenina central por excelencia. Su voz está a caballo entre los agudos de las sopranos y los graves de las contraltos.

Descubre tu tesitura de voz. Al igual que los instrumentos, las voces se dividen por sus tesituras.

Así, como ves, se trata de un tono femenino polivalente. Además, como cada órgano vocal es único, cada cantante puede inclinarse más hacia los altos y los bajos dependiendo de su registro.

Esta categorización es típica de la música clásica, pero es muy difícil de aplicar al jazz o a otros estilos de canto contemporáneo.

Si ya la ópera bouffe del siglo XIX (ópera de estilo francés caracterizada especialmente por la comedia, la sátira, la parodia y la farsa) casi no distinguía entre la soprano y la mezzo-soprano, en el último siglo apenas se ha notado esta diferencia.

Como consecuencia, lo que vemos hoy en día es un ámbito general que abarca del fa2  al do5, aunque también hay unas pocas excepciones que se salen de este marco.

Si tu registro es de tenor, echa un ojo a Cómo tener la tesitura de un tenor.

Varias mezzosopranos para el placer de los melómanos

Como la mayoría de las grandes tesituras del registro lírico, no nos sorprende que el registro de las mezzo-soprano admita distintas subcategorías.

Los musicólogos distinguen generalmente tres grandes subfamilias dentro de esta categoría general de mezzo-soprano, a saber:

  • Las mezzosoprano ligeras, cuya imagen por excelencia es Dugazon, a finales del Siglo de las Duces: claridad, agilidad, redondez de la laringe, cuyas notas se acercan mucho a las de las sopranos, puesto que presumen de un registro muy alto.
  • Las mezzosopranos líricas, que se sitúan en el centro de la tesitura mezzo-soprano, con una voz cálida y con un registro un poco más grave, pero con mucha fuerza.
  • Las mezzosopranos dramáticas, que encuentran su referente máximo en Galli-Marié, de finales del siglo XIX, con un registro que se acerca más al de una contralto (fa2-la#4).

Aprender canto lírico para convertirse en un profesional

Antes de iniciarse como mezzosoprano, ya sea en calidad de profesional o de amateur, hay que aprender a cantar y entonar, por supuesto. Hay que aprender a utilizar la voz.

Si el oído absoluto (la habilidad de identificar una nota sin otra nota referencial) es una ayuda indescriptible en la materia, escuchar óperas con frecuencia y tocar uno o varios instrumentos musicales también nos puede ayudar. A fin de cuentas, la práctica hace al maestro, ¿no?

Ya sea bajo la ducha o en un coro, tienes que intentar cantar con frecuencia, y también grabarte para aplicar cierta autocrítica y analizar tus puntos fuertes y débiles.

Variedad de registro. Descubre la variedad de la mezzosoprano.

Para esto, lo mejor es que cuentes con un profesor a tu entera disposición que te de clases de canto online y te ayude a avanzar.

Con esta guía, ya sea a través de un conservatorio, una escuela de música o con unas clases particulares, conseguirás encontrar tu intervalo vocal, mejorar tus técnicas vocales, e ir ampliando poco a poco las octavas de tu ámbito (primero con voz de cabeza o falsete y luego con voz de pecho).

No hay ningún secreto: si bien el timbre tiene un carácter innato, el trabajo, la regularidad y la perseverancia harán el resto.

¿Dominas ya la técnica del vibrato?

Para aprender a cantar en casa, no dudes en utilizar Superprof. Nuestros profesores también imparten clases a domicilio o en línea.

Las piezas de referencia de las mezzosopranos

Necesitaríamos disponer de todos los servidores del gigante de Apple para ser capaces de empezar a enumerar todas las piezas musicales en las que contribuye una solista o un coro de mezzosopranos.

La historia de la música clásica tiene una riqueza de siglos de antigüedad, por lo que no es de extrañar que haya miles de partituras y tablaturas diferentes (más o menos tradicionales) que se hayan, por desgracia, perdido con el paso del tiempo.

No obstante, hay otras muchas melodías que han sobrevivido al paso de los siglos y que cuentan con el registro mezzosoprano. Por ejemplo, no podemos olvidarnos de la maravillosa Ave María de Schubert. Con un precioso acompañamiento al piano y una cantante de renombre.

Lo que está claro es que no les faltan papeles principales a las mezzosopranos.

El personaje del Querubín en Las Bodas de Fígaro, este gran éxito atemporal, ha sido especialmente trabajado por Wolfgang Amadeus Mozart.

Dentro del magnífico universo de este genio de las artes musicales, también podemos citar la parte de Dorabella en Così fan tutte, otra de las obras más alabadas de la historia de la ópera.

Los franceses también han destacado la belleza de las mezzo-soprano, especialmente gracias a Carmen de Georges Bizet: la ópera más representada del planeta, cuya protagonista principal nos hace vibrar por su calidez vocal.

El aria «L’amour est enfent de bohème» es quizás una de las más conocidas de todo el mundo.

Siguiendo en esta misma línea, también deberíamos mencionar el libreto de Siébel en Fausto de Charles Gounod o bien, otro menos conocido, el Mignon de Ambroise Thomas (1866: una ópera cómica creada en la Ópera Nacional de París).

Si vives en la capital y deseas aprender a cantar sin pasar por la escuela de canto Madrid, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesores a través de la plataforma.

¿Te gustaría participar en unas clases de canto Sevilla?

Cantantes famosas a las que imitar

Además de todas las grandes artistas de referencia que hemos mencionado anteriormente, en la familia de las mezzosopranos encontramos otras muchas celebridades.

Actualmente, Anne Sofie von Otter es quizás una de las más conocidas y con mayor reputación. Esta sueca tiene la capacidad de brillar en los papeles más clásicos y convencionales así como en los más ligeros.

¿Sabes cuál es tu registro? ¿Cuál dirías que es tu registro?

También podemos mencionar otras muchas como Cecilia Bartoli, Lucia Valentini-Terrani, Janet Baker, Taylor Momsen, Christa Ludwig, Teresa Berganza, Frederica von Strade y… hasta podríamos incluir a Céline Dion.

Además, tenemos otro caso aparte que es el de Callas, ya que su tesitura real ha siempre dado pie a debates interminables. SU repertorio es tan grande que la podríamos considerar incluso una mezzosoprano en algunas ocasiones.

Eso sí, ten en cuenta que citamos todos estos nombres nada más que a título indicativo porque no hay nada más peligroso en el mundo del canto que intentar imitar a una personalidad con un carácter tan establecido.

Antes de nada tienes que sentirte cómodo y exprimir al máximo tu potencial, en función de tus cualidades personales y de tu temperamento. Es decir, ante todo tienes que ser tú mismo.

Técnicas vocales específicas para las mezzosopranos

Lo primero que debes saber es que la voz humana es un elemento físico en gran medida innato.

No todo el mundo puede enorgullecerse de tener una preciosa voz de ópera: la firmeza y el timbre de la voz son lo que marca la diferencia.

El carácter fisiológico de las cuerdas vocales hace que una voz evolucione con el paso del tiempo. Una cantante de 20 años seguramente no desempeñará los mismos papeles a los 45. Es decir, lo más probable es que amplíe su registro hacia los agudos o hacia los graves (lo que, estadísticamente hablando, parece ser más frecuente).

Ópera. ¿Te imaginas cantar en este escenario?

Este cambio a lo largo de una carrera profesional como cantante es muy frecuente en el mundo de la música, pero siempre viene acompañado de un temor: no poder interpretar personajes de ópera con los que tantísimo hemos disfrutado… Es así: la ruleta de la vida y de la fortuna va girando.

Para una mezzosoprano, lo esencial de las repeticiones no se diferencia del canto general. El dominio de la respiración, especialmente abdominal, debe ser la piedra angular de los ejercicios diarios.

Controlar la respiración es imprescindible para dominar la voz, especialmente en el registro de las mezzosopranos, que tienen más calidez y se alejan de la rugosidad de las voces masculinas. Aquí las mujeres que se dedican al canto lírico pueden mostrar su superioridad.

Por otro lado, no podemos menospreciar la calidad de la puesta en escena, ya que durante siglos es lo que ha permitido a los grandes artistas diferenciarse de los más mediocres. Una puesta en escena excelente solo llevará a los grandes teatros a aquellos dignos de pisar sus escenarios.

Si vives en Barcelona y deseas encontrar una alternativa a la escuela de canto Barcelona, no dudes en utilizar nuestro servicio.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz