Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

3 consejos infalibles para progresar en matemática

Publicado por , el 28/12/2018 Blog > Apoyo escolar > Matemáticas > Métodos de trabajo: consejos fáciles para mejorar en matemática y todas las materias

¿La matemática te da dolor de cabeza? ¿Te resultan imposibles? ¡No sos el único!

Como sabemos que esta asignatura es de las más temidas por todos los estudiantes, te damos tres consejos sencillos para que superes tus propias barreras.

Enterate cómo progresar en matemática.

Primer consejo: limitar los temas a estudiar

Nadie puede sacar buenas notas si no sabe organizarse a la hora de repasar. Una buena preparación para un examen empieza por limitar la cantidad de temas a estudiar en un período de tiempo acotado.

Así el alumno puede estar seguro de llegar a repasar todos los temas que pueden aparecer en el examen, sin tener que dejar de lado ciertas lecciones por falta de tiempo.

Es verdad que los estudiantes de primaria y secundaria solo tienen que recurrir a sus manuales, apuntes y ejercicios que se hicieron en las aulas para estar seguros de no estar dejando ningún tema sin repasar.

profesor frente a pizarrón Un profesor particular puede ayudarte a prepararte para tu próximo examen de matemática

Pero para los universitarios suele ser más complicado saber a ciencia cierta qué temas entrarán en sus exámenes, y es por ello que estudiar con tiempo se vuelve más que indispensable. Solo así podrán organizar un plan realista que les permita revisar una cantidad de temas coherente por semana o mes.

Consejos y trucos para preparar mejor los exámenes

  • Apoyarse en la mayor cantidad de recursos extra. Los estudiantes harán mejor en ir buscando con antelación  libros recomendados, sitios webs con ejercicios en línea (como Sankoo o Sector Matemática) , etc.
  • Buscar ejercicios y exámenes del mismo profesor en años anteriores. El objetivo de esta acción es que este material (siempre corregido) se convierta en una guía para entender el tipo de ejercicios que puede tomar el docente. Esto también ayuda a identificar los temas que el profesor suele evaluar.

Segundo consejo: dominar la teoría

Un ejercicio de matemática (sea cual sea) no puede resolverse sin tener clara la parte teórica. A nuestro entender, hay cinco pasos principales para asimilar la misma:

  1. Validar los conocimientos: identificar todos los conocimientos esenciales
  • Volvé a leer tus apuntes de manera activa el mismo día del examen. Esta lectura vendrá acompañada de una reflexión y de una posible toma de notas a último momento.
  • No dudes en hacer una lista con todos los nombre de los teoremas, definiciones y todos los conceptos presentados en las lecciones que vayan a ser evaluadas.
  • Repasá mentalmente el camino recorrido para resolver una operación o ejercicio matemática.
  • ¿Soy capaz de organizar y aplicar la lección? Es esencial que compruebes tus conocimientos, ¡antes del día D!
  1. Entender: aprenderse las diferentes nociones
  • Identificá las nociones que no te hayan quedado del todo claras. Esta tarea debe comenzar en clase, frente al docente, pero también puede continuar de cara al profesor particular. Despejar todas las dudas antes de la prueba es la clave del éxito en matemática (y en todas las materias). No dejes que la vergüenza te impida progresar.
  • Repasá los ejemplos de la lección y tratá de encontrar una relación con los conceptos más abstractos. Esto te ayudará a entender mejor los conceptos antes de bajarlos a una hoja.

calculadora No pases a un nuevo tema sin haber entendido a la perfección el precedente

  1. Información importante: asimilar conocimientos de forma estructurada
  • Método del embudo: antes de estudiar, revisá a estructura de cada lección para obtener una visión de conjunto. En segundo término, no dudes en tomarte un tiempo para identificar la jerarquía de los diferentes conceptos y qué conexiones pueden establecerse entre ellos.
  • Identificar los conceptos importantes: es importante que reconozcas las palabras clave, ejemplos básicos, preguntas tramposas que tiene cada una de las lecciones.
  • Listas: Es importante que hagas listas que incluyan los términos nuevos y ya conocidos. Para los primeros, tomate el tiempo necesario de definirlos en una hoja a parte.
  • Frente a un nuevo concepto, respondé a cuatro preguntas: ¿para qué sirve? ¿Cuáles son las hipótesis (condiciones de aplicación)? ¿Cuáles son las consecuencias (resultados)? ¿Cuáles son los indicios que llevan a utilizarlo?
  1. Asimilar cada lección: hacer resúmenes claros

Cada estudiante tiene su manera de hacer apuntes, pero en líneas generales existen 4 tipos de resúmenes y cada uno persigue un objetivo diferentes. Los dos primeros son los más importantes (e incluso nos atrevemos a decir que son imprescindibles).

  • Resúmenes de clase (incluye: fórmulas, teoremas, definiciones) 
    • Se hacen por cada tema o lección.
    • Es recomendable que tengan colores y símbolos para que a simple vista puedas reconocer los conceptos más importantes a retener.
    • Asegurate que la información de los mismos sea completa y correcta. ¡No arrastres errores!
  • Resúmenes de método (incluye: punto de partida, preguntas de razonamiento, preguntas engañosas)
    • Es preferible hacerlos cuando los conocimientos sobre un tema ya han empezado a decantar.
    • No hay que olvidar que tienen que estar bien presentados  para que su lectura sea amena.
  • Resumen de los trucos y técnicas a no olvidar (incluye: herramientas indispensables para el análisis y comprobación de los resultados).
    • Sirven para todo el programa de estudio (investigación, razonamiento, redacción, verificación, revisión de los resultados).
    • Pueden contener resultados y una breve descripción de los desarrollos de los ejercicios.
  • Resúmenes de errores (incluye: equivocaciones más frecuentes a evitar)
    • Se logran tomando en cuenta las correcciones de los profesores.
    • Es importante ir completándolos de manera progresiva desde que se empieza a revisar hasta el día del examen.
  1. Autoevaluarse

Los alumnos no siempre tienen que esperar que un profesor evalúe sus conocimientos. Ellos mismos pueden ponerse a prueba de la mano de diferentes técnicas:

  • Método de la hoja blanco: el alumno toma un ejercicio matemático visto en la clase y una hoja en blanco para resolverlo. No puede contar con ningún tipo de ayuda (de manual, apuntes, etc). Después toma las correcciones de clase y se corrige.
  • Método del compañero: con la ayuda de un compañero, el estudiante puede pedirle que le haga preguntas sobre diferentes temas (definiciones, hipótesis y consecuencias de teoremas, esquemas de desarrollo, etc). El primero será el encargado de asignarle una nota al segundo, de acuerdo a las correcciones vistas en la clase.
  • Test verdadero/falso o multiple choice: los estudiantes pueden buscar test al estilo verdadero y falso o de opción múltiple (más conocidos como multiple choice) en línea. Son fáciles de corregir e ideales para asegurarse de haber adquirido conocimientos.

Existe la posibilidad de que no puedas realizar estas autoevaluaciones. En el primer caso, el método de la hoja en blanco puede resultar algo tedioso y, a largo plazo, poco eficiente. Con la segunda técnica, no siempre hay amigos disponibles. Por último con los test -en cualquiera de sus formatos-, los estudiantes suelen sobrestimar su dominio de una lección y dejar algunos de los enunciados sin resolver.

apuntes de matematica Tomar apuntes en clase te ayudará a estudiar mejor

 

A pesar de las complicaciones, aconsejamos que los estudiantes no dejen de ponerse a prueba. ¿Una forma más sencilla? Hacer una lista de los conceptos más importantes de la lección y, para cada uno de ellos,  responder a tres preguntas básicas: ¿Qué es? ¿Por qué? ¿Para qué sirve?

Tercer consejo: practicar de forma eficaz

Una vez que termina la etapa de repasar, los alumnos tienen que practicar para comprobarse a sí mismo que entendieron todos los temas. En esta etapa, una pregunta frecuentes es: ¿y cómo se logra este cometido?

No hay respuestas mágicas, pero rehacer todos y cada uno de los ejercicios recomendados por el profesor suele ser el camino más acertado. Por un lado, esto permite que el estudiante no se adelanta viendo temas que no se han visto en clase. Hay que tener en cuenta que no todos los profesores dan el programa de estudios al pie de la letra.

Del otro, esto hará que el alumno pueda familiarizarse con los ejercicios y métodos de evaluación propios de su docente.

Los alumnos que quieran notas de excelencia también pueden recurrir a ejercicios de otros manuales recomendados por su profesor, exámenes de otros años (siempre corregidos), ejercicios de otros profesores (del mismo centro educativo o de otros reconocidos).

Una buena idea para llegar mejor preparado al día del examen, es pedirle al propio profesor que recomiende otros libros de matemáticas recomendados. Cuantos más ejercicios puedan realizarse para practicar, mejores serán las notas.

En cuanto al método de trabajo, te dejamos algunos tips para que puedas convertirte en el mejor de tu clase de matemática.

Practicar de manera inteligente

Nadie puede aspirar a buenas notas si no practica lo necesario. Si querés aprobar matemática, esto es lo que tenés que hacer:

  • Resolver la mayor cantidad posible de ejercicios de aplicación directa. 
  • Practicar respondiendo siempre a las preguntas que suelen aparecer en los exámenes. Para eso, no dudes en conseguir material de estudio complementario al recomendado en clase.
  • Hacer los ejercicios básicos una y mil veces hasta no tener ni un solo error.

Interpretar y revisar los resultados

Al final de las preguntas de tipo «Demostrar que…», hay que hacerse tres preguntas:

  • ¿Qué acabo de demostrar?
  • ¿Con qué hipótesis?
  • ¿Qué conclusiones se pueden sacar de los resultados?

Al final de las preguntas de tipo «Encontrar…», hay que hacerse dos preguntas:

  • ¿Cómo puedo estar seguro del resultado?
  • ¿Es correcto el resultado (exacto)?

De la mano de estas preguntas, el alumno podrá desarrollar su sentido crítico y, como consecuencia, evitar errores por falta de atención o de rigor.

leccion de matematica ¡No dejes nada librado al azar! Estudiá hasta el último detalle

Es frecuente que los estudiantes entreguen exámenes con errores solamente porque no se han tomado algunos minutos después de finalizarlos para releer sus resultados o su razonamiento. Esta acción, por más simple que parezca, puede ayudarlos a ser más buenos en matemática.

Practicar

Tras haber resuelto un problema, se recomienda revisar el trabajo  para detectar:

  • Cuál ha sido enfoque lógico
  • Cuál fue el punto de partida
  • A qué conclusiones finales se ha llegado

A la hora de practicar para una prueba no importan la cantidad de ejercicios realizados con éxito, sino más bien lo que la práctica que ofrecieron estos ejercicios le ofreció al estudiante.

El objetivo: conseguir una visión global de la prueba y no creer en milagros

Aunque son muchos los alumnos que cuando se ponen a estudiar se limitan a hacer lo que su profesor los obliga a hacer (tareas para el hogar, presentaciones, etc), te aconsejamos que a la hora de revisar para una prueba te propongas tener una visión más global de lo aprendido.

Así, podrás llegar mejor preparado al examen, entiendo con mayor precisión cuáles son los conocimientos imprescindibles que no podés dejar de manejar de punta a punta, así como la estructura del examen (tipo test, verdadero/falso, esquemas, etc.) que el docente puede llegar a poner en práctica para evaluarte.

Una persona puede estudiar matemática para adquirir conocimientos, descubrir nuevos conceptos o mejorar habilidades puntuales (como puede ser mejor el calcular mentalmente). Sin embargo, la mayoría de las veces que un alumno se sienta a repasar es con un objetivo claro: aprobar un examen.

Sin importar su nivel o tipo de evaluación a la que deba enfrentarse, el estudiante debe definir de antemano sus objetivos para elegir los recursos con los que estudiará y la organización que pondrá en práctica para alcanzar sus objetivos.

En todos los casos, empezar a revisar con antelación se vuelve fundamental para conseguir mejores resultados.

¿Estás preparándote para un curso de ingreso? No te pierdas este artículo.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz