Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cómo transmitir tu pasión por la danza

Publicado por , el 26/07/2018 Blog > Arte y ocio > Baile > Profesor de Baile: Hacer de tu Pasión, tu Profesión

«Aprendí a bailar y de inmediato se convirtió en el deseo de hacer bailar a los demás» – Maurice Béjart

¿Eres coreógrafo o exbailarín profesional y quieres transmitir tu pasión a los demás y ayudarles a aprender tu tipo de baile favorito? Entonces, ¡tu profesión ideal es la de profesor de baile! Pero para ganarte la vida así, tienes que saber los pasos que debes seguir para convertirte en profesor de baile.

Por supuesto, no es fácil: la pasión no será suficiente para tener éxito, pero será una ventaja adicional para distinguirte de tus competidores a la hora de buscar trabajo.

En Superprof, todos nuestros profesores son unos apasionados del baile. ¡Solo tienes que ver el entusiasmo con el que enseñan!

El baile, una actividad deportiva única

La pasión por bailar El baile: ¡una pasión que se comparte!

Deporte: esta es la definición de danza, esta actividad que está cada vez más de moda. De hecho, las clases privadas de baile para adultos, niños y adolescentes son numerosas y variadas en todos los rincones de España.

Si te gusta bailar, podrás disfrutar mucho de su enseñanza. Además, pasar el día haciendo algo que te gusta, ¿no es el sueño de todo el mundo?

Otra ventaja es que las oportunidades de enseñanza son ilimitadas, ya que hay clases de todo tipo de baile:

  • Bailes de salón,
  • Danza contemporánea,
  • Danza clásica,
  • Bailes latinos,
  • Jazz,
  • Danza africana,
  • Danza oriental,
  • Danza moderna…

Y nuevamente, eso no es todo. Como profesor de baile, podrás impartir otros tipos de clases, como de Zumba o Pilates, para enseñar autocontrol, dar energía y sentirte bien.

No olvides que un buen profesor de baile también debe adaptarse a sus alumnos y sus deseos. Por ejemplo, tus clases de baile con niños y adolescentes no serán las mismas que con adultos. Mientras que estos últimos preferirán las clases individuales o en pareja, los niños prefieren las clases en grupo. Tenlo en cuenta a la hora de impartir tus clases. O mejor aún: ¡pregúntales qué quieren!

Además, para perfeccionarse en la danza, también hay que ser versátil:

  • Hacer estiramientos diarios,
  • Improvisar,
  • Desarrollar y diversificar una coreografía.

Lo que debes enseñar a tus alumnos es a ser creativos, perseverantes, pero sobre todo… ¡apasionados! No importa si es durante un taller de baile de verano o durante las clases privadas semanales: este es el mensaje principal que debes transmitir como profesor.

Las formas de convertirte en profesor de danza

Enseñar a bailar requiere ante todo que tengas conocimientos, experiencia e incluso, preferiblemente, un título. Pero, sobre todo, debes saber que, para convertirte en profesor de danza, hay dos cosas que debes saber y tener en cuenta:

  • La pedagogía, a menudo impregnada de pasión, que puede ser innata;
  • La técnica, que se aprende continuamente.

Por lo tanto, puedes ser un excelente bailarín profesional, con una técnica impecable, pero un mal profesor si no sabes cómo transmitir estos conocimientos. A la inversa, no es suficiente ser un apasionado para tener éxito en el mundo de la enseñanza de la danza, ya que sigue siendo bastante competitivo. En cualquier caso, puedes estar seguro de que ¡hay una solución!

Ejercer como profesor de baile En un estudio de baile o en la calle: ¡expresa tu pasión!

Para convertirse en profesor de baile, hay formación Profesional o No Profesional:

  • Las enseñanzas profesionales de Danza se imparten con validez académica oficial y te permiten la obtención de una titulación. Están orientadas a calificarte como futuro profesional para la incorporación al campo laboral propio de estas disciplinas.
  • Formación No Profesional: se trata de las escuelas de danza en donde se imparten estudios de danza sin validez académica oficial orientados a la formación de aficionados, sin limitación de edad. Su principal objetivo es dar un mayor conocimiento de estas disciplinas en edades tempranas, descubriendo vocaciones y aptitudes que podrán encauzarse en las enseñanzas profesionales.

Por otro lado, es recomendable que dispongas de un título si quieres enseñar bailes tradicionales, como la danza clásica, la danza moderna o una disciplina relacionada, mientras que no es totalmente imprescindible para enseñar otro tipo de bailes como el pasodoble, la bachata o el tango argentino.

Ten en cuenta también que no debes dejar de formarte en todo momento para ser mejor profesor, desarrollar tus habilidades para la enseñanza y estar mejor informado sobre las prácticas y las tendencias de tu campo. Hay una gran variedad de formación:

  • Historia de la danza,
  • Análisis funcional,
  • Anatomía y fisiología,
  • Coreografía,
  • Arte escénico,
  • Formación musical.

Tu formación profesional reflejará tu capacidad para involucrarte a largo plazo, lo cual es una garantía de confianza para tus futuros alumnos.

Dónde impartir clases de baile

Si has soñado con enseñar a bailar en los mejores conservatorios de danza del país, ten en cuenta que hay mucha competencia para lograrlo y necesitas construir una carrera que sea absolutamente impecable. Para ello, puedes dar clases de baile en diferentes lugares y de diferentes formas.

Dónde impartir clases de baile ¡La danza fascina tanto a niños como a adultos!

Puedes ser empleado, voluntario o autónomo. En los tres casos, podrás enseñar en sitios como:

  • Una academia de baile (academias de baile en Madrid o en el resto de España),
  • Un centro de baile,
  • Una escuela privada o pública,
  • Una asociación de baile (que ofrece clases para todos los niveles),
  • Un conservatorio de danza regional o local.

Como hemos dicho, puedes dar clases de baile en una institución educativa especializada o como autónomo. En el primer caso, no podrás elegir a tus alumnos y serás profesor titular, profesor sustituto o profesor interino. Puede que se te pida enseñar otras actividades relacionadas con la danza, como ejercer a veces como profesor de música, por ejemplo.

En el segundo caso, de ti depende encontrar alumnos y podrás enseñar todos los bailes que quieras. Puedes ser profesor de salsa un día y profesor de kizomba al día siguiente.

Ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes. Pero en todo caso, las cualidades necesarias para ser profesor de baile son las mismas:

  • Poseer un nivel técnico irreprochable,
  • Tener experiencia probada en el mundo del baile,
  • Tener buenas habilidades para la enseñanza sabiendo cómo adaptarse a cada alumno,
  • Ser firme y disciplinado, para hacerles progresar.

Pero la más importante de las cualidades es la abnegación, es decirte todos los días: «enseño a bailar, que es mi pasión, y soy feliz». Este tipo de actitud es particularmente comunicativa.

Clases de baile que puedes impartir

La mayor ventaja de ser profesor en el campo de la danza es que no te aburres entre la diversidad de las clases de baile, la cantidad de actividades posibles o el tipo de cursos que puedes ofrecer.

Tipos de clases de baile Compartir tu pasión por el baile con los demás: ¡pura satisfacción!

Así, la oferta de clases privadas de baile es muy amplia:

  • Hay clases por niveles: nivel principiante, nivel intermedio, nivel avanzado;
  • Pero también por duración: clases semanales, clases particulares de baile, cursos intensivos, clases de baile en línea, cursos de verano…

Además, ¿qué hay más agradable que enseñar tus bailes favoritos todos los días? Podrás enseñar a tus alumnos varios bailes durante las mismas clases y talleres:

  • Bailes deportivos o exigentes: ballet, jazz moderno;
  • Bailes exóticos, sensuales: bachata, salsa cubana, kizomba, rumba;
  • Danza tradicional: danza moderna, danza clásica, tango argentino.

Ten en cuenta además que, aparte del nivel o la frecuencia con la que los alumnos desean aprender a bailar, también aprecian la variedad en su proceso de aprendizaje, por lo que es recomendable que ofrezcas clases en varios formatos:

  • Iniciación al baile, para los que no tienen nivel;
  • Clases de baile al aire libre, para romper con la rutina;
  • Introducción al baile, para los más pequeños y los más tímidos;
  • Cursos para perfeccionarse, para aquellos que ya tienen cierto nivel;
  • Cursos intensivos, para los grandes bailarines.

Para distinguirte de los demás profesores de baile, demuestra originalidad y pasión por el baile, rompiendo los códigos: organiza espectáculos en vivo, festivales de baile para todos los alumnos o un concurso de baile abierto a todo el mundo.

De la misma manera, cambia el orden del calentamiento, o el lugar, o pídeles a tus alumnos que realicen ejercicios de barra en diferentes momentos de la clase… En resumen, ¡sé diferente!

En Superprof, no exigimos que los profesores tengan títulos, sino que tengan pasión por su profesión. ¡Puede que haya un hueco para ti!

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz