Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ventajas e inconvenientes de tatuarse la piel en japonés

Publicado por , el 05/07/2018 Blog > Idiomas > Japonés > Tatuaje Japonés: ¿Cómo Dar el Paso?

«El tatuaje es una obra eterna en un soporte efímero». Pascal Tourain

En la actualidad, cada vez más gente se tatúa. A medida que avanza la medicina y se disipan los temores más supersticiosos de la sociedad, la cifra de tatuajes no deja de crecer. Y, aunque el tatuaje tribal, el geométrico o los retratos siguen estando a la moda, el tatuaje japonés empieza a hacerse un nombre. Lógicamente, surgen preguntas: ¿es una buena idea? ¿Qué es el tatuaje japonés?

Aprende todo lo que debes saber sobre la cultura japonesa.

¿Qué es el tatuaje japonés?

Puede que hayas estado un tiempo en Japón o quizás simplemente te gustan mucho los tatuajes, pero ahora sabes que existe una modalidad de tatuaje conocida como tatuaje japonés. Como avance, te podemos decir que se trata de un arte un poco peculiar que se ha hecho muy famoso en el país del sol naciente, pero también en el mundo occidental.

Pero, ¿qué es un tatuaje japonés?

El tatuaje tradicional japonés se llama «irezumi». Consiste en recubrir una parte de o todo el cuerpo con formas y trazos que tengan un significado. Para ello puedes usar la parte del cuerpo que más te apetezca: el cuello, los brazos, el pecho, etc. No obstante, aparte de su significado más estricto, el tatuaje japonés tiene un trasfondo muy importante que es preciso conocer antes de hacerse nada en la piel.

Los que más utilizaban esta variedad de tatuaje tradicional eran los primeros habitantes de Japón: los ainus. Así, los pescadores, artesanos y cazadores se tatuaban para protegerse de los malos espíritus, pero también por razones estéticas y sociales. Sobre todo porque cada signo y cada forma tenían un significado social muy específico. Por ejemplo, las mujeres se tatuaban la comisura de la boca para dejar claro que se habían casado. Los hombres, a su vez, se tatuaban en función de su pertenencia al clan.

Los tatuajes no se aprecian igual en Oriente que en Occidente. Los tatuajes están mal vistos en la cultura japonesa.

Aunque todo esto pertenece al país del sol naciente, los primeros testimonios de los tatuajes de los ainus provienen de China. No obstante, sus descripciones y comentarios no son muy halagüeños, lo que contribuye en cierta manera a crear la mala reputación que este arte japonés ostenta.

Otro aspecto que promovió la mala reputación de este arte fue la llegada del budismo a Japón. De esta manera, los tatuajes asumieron una serie de connotaciones negativas. De hecho, todavía queda mucha gente que considera que los tatuajes son un castigo y que los llevan los criminales. Incluso en el propio Japón todavía no está del todo aceptado: todavía queda mucha gente que esconde sus tatuajes.

Es lógico, en parte. Tradicionalmente, estos tatuajes eran cosa de la yakuza y de las clases populares, otra razón por la que la sociedad japonesa no termina de aceptarlos. De hecho, si vas a Japón, aun podrás ver lugares en los que no se admite la entrada de personas tatuadas. Es un choque de culturas.

La literatura japonesa nos contará más detalles de la historia del tatuajes japonés.

El tatuaje japonés: un arte

Hace 40 años, nadie podía imaginarse que habría un verdadero boom de estudios de tatuajes, particularmente en España, en la que ya hay miles. Se trata de una evolución increíble que demuestra el interés de los españoles.

El Tebori, un arte tradicional del tatuaje japonés

Los bellos trazos del tatuaje japonés atraen a muchos candidatos, pero hay que aclarar que la técnica tradicional para hacérselos, llamada «tebori», es una técnica larga y dolorosa.

Para lograr que la tinta entre en la piel, los tatuadores tradicionales utilizaban un bambú con muchas agujas en la punta, aunque ahora ya se usa una barra de metal. El tamaño de las agujas, no obstante, depende del tamaño del tatuaje que quieras hacerte. Asimismo, el tatuador utiliza la tinta del carbón mezclado con pigmentos de color para darle la coloración necesaria.

La realidad es que para poder usar esta técnica hacen falta meses o incluso años. No obstante, aunque sean difíciles de conseguir, los materiales naturales conllevan menos riesgos para la salud que la técnica moderna. Además, los tatuadores tradicionales tienen que seguir una formación que dura años para poder hacer este tipo de tatuajes. ¡No es una profesión para cualquiera!

Los tatuajes japoneses fascinan en todo el mundo. El tatuaje japonés es un arte.

Por lo general, los aprendices a tatuador estudian con un maestro tatuador (que en japonés se conoce como Horitoshi) para aprender todas las técnicas, conocer los tipos de tinta y saber cómo dibujar todas las formas y trazos. Piensa que, en muchos casos, tienen que saber hacer diseños complejos y que requieren mucho tiempo de entrenamiento.

Si te quieres hacer un tatuaje, sin embargo, lo mejor es que lo hagas con el método moderno. Es muy difícil encontrar a alguien que conozca el método tradicional y te será más fácil, más barato y menos doloroso hacerlo con la técnica moderna.

Que tenga sentido

En la actualidad, la gente que se tatúa lo hace con diseños que tienen un significado particular en su vida o un dibujo que les gusta estéticamente. De la misma manera, en la historia del tatuaje japonés, los diseños también tienen un significado particular y, según el sentido que tengan, escogeremos las formas que queremos tatuarnos. Por ejemplo, la carpa koi es el símbolo de Japón y del valor, mientras que la flor del cerezo, árbol representativo del país, representa lo efímero de la vida.

El tatuaje japonés: ¿es buena idea?

Aunque el tatuaje japonés es precioso y a muchos nos gusta, no deja de ser una decisión difícil. No se trata de un deporte extremo ni mucho menos, pero conlleva una serie de hechos que hay que conocer y asumir. Por eso, lo mejor es que te informes antes de dar un paso en falso.

Es difícil de esconder

El tatuaje japonés no es la típica flor que te puedes hacer en la muñeca y que puedes esconder con una camiseta de manga larga o una pulsera. Lo curioso y específico del tatuaje japonés es que recubre toda una parte del cuerpo sin dejar piel sin tatuar. De la misma manera, los diseños son muy coloridos, lo que hace que los tatuajes sean más opacos que los simples trazos negros. Por eso es más difícil esconderlos.

Aunque es cierto que la sociedad ha evolucionado, un tatuaje tan grande puede resultar un riesgo en ciertos entornos de trabajo, sobre todo porque no puedes esconderlo. Lo mismo sucederá si quieres ocultarlo por algún motivo personal.

¿Dónde te harías un tatuaje? ¡Es complicado ocultar un tatuaje tan grande!

Ojo con la tinta

Por otra parte, los pigmentos del tatuaje tradicional japonés se componen de sustancias naturales inofensivas para la salud de los que se tatúan. Por desgracia, esto no ocurre en todas partes y tienes que tener el mismo cuidado que con la técnica moderna.

En algunos sitios, la tinta que usan se compone de sustancias químicas, por eso es importante que te asegures de la composición de las tintas y fiarte del tatuador para que no use algo peligroso en tu piel. El mismo consejo va para las agujas que se utilizan: asegúrate de que las abren delante de ti, que todo el material es higiénico y que está todo esterilizado. Pequeño consejo: pásate por los estudios de tatuaje y haz todas las preguntas que tengas que hacer o entérate de buenos tatuadores a través de tus amigos y conocidos.

Si te gusta el mundo japonés, seguro que disfrutas como nadie de la gastronomía del archipiélago nipón.

El tatuaje japonés y el coste para tu bolsillo

Tatuarse suele ser caro y lo será todavía más si te decides a que lo haga un profesional del tebori, la técnica tradicional. Como ya comentamos, es una técnica que requiere más tiempo y por ello es más cara que el método moderno.

No obstante, aunque escojas a un tatuador clásico, tienes que tener en cuenta que el precio no va a ser bajo, porque el tatuaje recubre una gran superficie de piel. Por eso, el tatuador tendrá que usar más tinta para tatuarte que para una simple nota de música.

Como ves, los riesgos e inconvenientes son los mismos que para un tatuaje normal. Tendrás que tomar tus propias decisiones, pero siempre con conocimiento de causa.

Encontrar diseños de tatuaje japonés

Para tatuarse y estar seguro de no arrepentirse, lo mejor es que reflexiones y te convenzas de lo que quieres tener en la piel. Un dragón, la flor del cerezo, letras, la flor del loto, etc. Eso por un lado. Por el otro, tienes que pensar en dónde te vas a tatuar (torso, espalda, antebrazo, nuca, brazo, muñeca, bíceps, piernas, nalgas, etc.)

De la misma manera, puedes recurrir a otros tipos de diseños para hacerte una idea. Hay más estilos, como el polinesio, el tribal, el maorí, el celta, etc. La mezcla de estilos también puede ser muy atractiva. En cualquier caso, tienes que tener en cuenta que el arte del tatuaje es un arte indeleble e irreversible. No es una calcomanía temporal que podemos borrar cuando queramos. Si eso es lo que quieres, opta por la henna.

Busca un buen tatuador para que convierta tu brazo en una obra de arte. ¿Has pensado ya qué quieres hacerte?

Quiero tatuarme, pero no sé qué diseño hacerme, ¿dónde puedo encontrar ideas e inspiración para no equivocarme?

Pásate por el mundial de tatuaje, busca fotos en Internet, haz un viaje a Japón, películas japonesas, etc. He aquí algunas ideas para no equivocarte.

Pinterest

Es la red social imprescindible para los artistas y un verdadero banco de imágenes para inspirarse en lo que tú quieras. Solo tienes que buscar «Tatuaje chica», «tatuaje flor», «tatuaje asiático», «tatuaje japonés», «tatuaje dragón» y otros ejemplos como este y podrás sumergirte en el mundo del arte de tinta nipón. Lo único que tendrás que hacer es escoger el tatuaje y el estilo que más te gustan.

Instagram

Instagram también es una red social en la que podrás encontrar inspiración. Los hay de todos los tamaños y podrás encontrar muchísimos modelos (tigres, leones, kanjis, dragones japoneses, divinidades, etc.). Otra forma de informarse es seguir a los tatuadores japoneses o de otras nacionalidades que estén especializados en el tebori y en el horimono.

Directamente en estudio

Puede que para el primer tatuaje prefieras pasar directamente por un estudio de tatuaje de estilo japonés. En los estudios te podrán informar sobre el precio del tatuaje y diseñar un borrador de tu idea (incluso probarlo con un boceto que dura un par de días). Tras hablar con el tatuador, este sabrá si quieres tinta negra o de color y tus gustos en materia de estilos. Asimismo, allí también podrás ver diseños y preguntar por el significado de todos los tatuajes.

Y si quieres empezar a aprender japonés, no te pierdas las mejores novelas de literatura japonesa.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz