Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Profesores: ¿cómo efectuar la solicitud de renuncia voluntaria de la función pública?

Publicado por , el 30/10/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Aprendé cómo realizar la solicitud de renuncia voluntaria de la función estatal siendo profesor

Sos profesor del Estado y has decidido que tu “aventura” dentro del sistema de Educación Nacional ha llegado a su fin. Lo tenés más que claro. Por supuesto, esta decisión supone la renuncia a un puesto dentro de la función pública, por lo que no sería de extrañar que estés un poco abrumado. Pero no te preocupes.

Cada año, muchos docentes, al igual que vos, se plantean salir del sistema de educación público para ir al privado, o para moverse por otros contextos de especialización. De todos modos, antes de dar el “gran paso”, es importante que pienses con detenimiento en tu decisión y, una vez que lo tengas definido, es momento de realizar la solicitud para tu renuncia voluntaria.

¿Qué formulario debés completar? ¿Qué datos no pueden faltar? ¿Hay algún protocolo particular? ¿Cómo hay que realizar la solicitud? ¿Dónde puedo llevar a cabo el trámite de renuncia?

Superprof, el líder de las clases particulares, responde a estas preguntas a lo largo del presente análisis. ¡No te lo pierdas!

Las renuncias voluntarias son una opción muy válida

Puede que las renuncias no sean muy frecuentes entre los funcionarios, pero no debés olvidar que existe la posibilidad. Así, si ves que estás completamente agotado y no querés seguir con tu rol docente, podés renunciar a él sin problemas. Un gran número de docentes que actualmente brindan sus servicios de enseñanza en un colegio o instituto público se plantean reconvertir su carrera profesional e incluso deciden dejar por completo la función estatal por varios motivos.

Existe una gran cantidad de docentes estatales que padecen estrés laboral y que no se sienten a gusto dictando clases dentro del aula. Las presiones a las que se expone el docente del Estado pueden generar un agotamiento general y una disminución de su rendimiento dentro del aula.

En efecto, las causas son variables y deben ser tenidos en cuenta. En la actualidad, muchos docentes sufren agotamiento emocional, otros comentan que han vivido un gran deterioro en su relación con los alumnos o deben abandonar su puesto para buscar un trabajo dentro del mundo laboral privado. Sin embargo, estas son solamente algunas de las razones.

Si querés saber más, te recomendamos que leas Renunciar a un puesto de funcionario: información para los interesados

Los motivos mencionados por los profesores

La profesión de docente, ya sea del nivel primario, secundario, terciario y universitario, es ante todo, una auténtica vocación. A menudo, oímos hablar del deseo de los profesores de trasmitir saberes y llegar a los alumnos. Hablamos de la pasión por trasmitir e intercambiar conocimientos con las nuevas generaciones.

Sin embargo, a pesar de tener vocación, las condiciones del sistema docente pueden generar serios problemas en la salud del profesor, el que debe adaptarse a la vez a los profundos cambios que experimenta la educación en general.

“La docencia puede ser definida como una profesión, específica de los sistemas escolares de alcance masivo que se conformaron en los últimos dos siglos. Como profesión, ha cambiado en su ejercicio, en la medida en que han cambiado los estudiantes y las instituciones y también los contenidos que deben enseñar los docentes”, dice Guillermo Ruiz, Licenciado en Ciencias de la Educación, profesor universitario e investigador del CONICET, bajo el contexto de una entrevista al diario LA NACIÓN.

Por desgracia, a veces, la duración de la profesión docente hace que la llama de la pasión acabe extinguiéndose.

A la hora de renunciar, el estrés laboral es uno de los factores centrales para renunciar. El docente estatal se expone continuamente al padecimiento de estrés laboral. Este puede ocasionar que quieras renunciar a tu puesto como funcionario.

Los motivos que llevan a un profesor a solicitar la renuncia voluntaria son muy variados. Entre ellos, encontramos:

  • Alto nivel de estrés en el trabajo. De acuerdo con el diario Clarín, “El estrés es la enfermedad que más padecen los docentes” en Argentina.
  • Un salario que evoluciona poco con el paso de los años, en comparación con el sector privado.
  • Falta de reconocimiento por parte del Estado, los alumnos, los padres y la sociedad en su conjunto.
  • Grandes dificultades para conseguir un traslado que se adecue a sus necesidades de desplazamiento para trabajar.
  • Ganas de trabajar de manera autónoma para acercarse a otros ámbitos profesionales.

¿A qué entidad hay que presentar la solicitud de renuncia?

Quizás alguna de las razones que acabamos de mencionar anteriormente te ha llevado a tomar la decisión de renunciar a tu puesto de funcionario docente. Ha llegado el momento de cambiar el rumbo.

Pero ¿qué implica renunciar del funcionariado público? Pues bien. Es sencillo. Consiste en poner fin al contrato laboral de manera voluntaria. Para ello, lo primero que debemos hacer es manifestar nuestra voluntad de renunciar. ¿Cómo se hace? Superprof te informa sobre el procedimiento en el próximo apartado.

¿Qué procedimiento hay que seguir?

Los procedimientos administrativos para renunciar variarán de acuerdo a la jurisdicción educativa en la que presentes servicios como docente activo. Te pedirán incluir documentación adicional y el formulario, de acuerdo con el nivel educativo para el que trabajes, entre otras opciones. En esta sección, te vamos a dar algunos ejemplos acerca de ello.

Todo docente que quiera realizar su renuncia deberá presentar el formulario ante la autoridad responsable Si ya has tomado la decisión de renunciar, deberás presentar tu solicitud de renuncia ante la autoridad competente de tu jurisdicción educativa.

Para que lo tengas en cuenta, en el caso de la provincia de La Pampa, deberás presentar la solicitud específica, dependiendo si sos docente titular y/o suplente.

Si sos docente de carácter titular, deberás presentar la solicitud de renuncia ante los Centros de Designaciones o Escuelas Cabeceras, si trabajás en el nivel secundario; o ante Coordinaciones y Centros de Designaciones, en el caso de que se trate del nivel primario. Un ejemplo de formulario es el siguiente.

Si sos docente titular en la provincia de La Pampa, tendrás que presentar este formulario. Formulario de renuncia para aquellos docentes titulares que desempeñen sus funciones en el nivel secundario en la provincia de La Pampa.

Por otro lado, si desempeñás funciones como docente suplente o cubrís horas cátedra o módulos de carácter provisional en la provincia de Buenos Aires, tendrás que acercarte a la Subsecretaría de Educación de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, con el siguiente formulario:

Este es el formulario de renuncia a presentar, si sos docente suplente en la provincia de Buenos Aires Modelo de formulario de renuncia de los docentes funcionarios suplentes provisionales de la provincia de Buenos Aires.

Como verás, independientemente de las diferencias jurisdiccionales del trámite, todas ellas implican la presentación del formulario correspondiente a la autoridad competente encargada de la realización de los procedimientos de renuncias docentes.

Tené en cuenta que hoy en día, las nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), como lo es Internet, rigen cada vez más los ámbitos inherentes a la vida en su conjunto y se emplean para agilizar los trámites particularmente. ¡No olvidés visitar el sitio web de tu jurisidicción educativa para asesorarte más al respecto e incluso descargar el formulario de solicitud de renuncia a presentar ante la autoridad en cuestión!

¡Respondemos algunas dudas!

Pues bien. Ya has tomado la decisión de renunciar y has presentado la documentación requerida. Es normal que te surjan distintos tipos de cuestionamientos. A continuación, Superprof te contestará algunas de tus posibles dudas al respecto de las consecuencias de tu renuncia docente.

¿Podré volver a ejercer un cargo público tras haber renunciado de manera voluntaria?

A pesar de lo que muchos piensan, el hecho de renunciar a un cargo público, no inhabilita para ingresar de nuevo como docente en el Estado. Eso sí, para ello será necesario realizar un procedimiento específico. Por ejemplo, en el “Estatuto Docente” de la provincia de Buenos Aires en su artículo 98, se abordan las reincorporaciones. Ello, siempre y cuando existan vacantes y se cumplan requisitos particulares.

Siempre recordá que, si querés seguir con la enseñanza, pero desde un enfoque distinto, dar clases particulares es una excelente idea.

¿Cuándo se hace efectiva la renuncia?

En caso de que un funcionario manifieste por escrito su voluntad de renunciar a su cargo público, tendrá que esperar a que la autoridad competente de la jurisdicción educativa de la que se trate acepte la renuncia para que esta sea efectiva. Entretanto, tendrá que seguir ejerciendo tu labor profesional. Es decir, el Estado será el que fije la data de finalización de tus servicios docentes como funcionario (por lo general, es de 30 días).

Como te hemos dicho, en la mayoría de las páginas web de las jurisdicciones educativas, podrás descargar los formularios de renuncia de acuerdo a las características de tu puesto como funcionario y, a su vez, podrás seguir el estado de tu trámite.

No obstante, tené en cuenta que en algunas jurisdicciones, como es el caso de la provincia de Córdoba, el docente debe recibir un correo postal en el domicilio declarado. Si sos docente en la provincia cordobesa, podés hacer clic aquí y conocer más acerca del procedimiento.

Recordá que si necesitás un tiempo para pensar bien si renunciar o no, podés acceder a una licencia como funcionario. 

De todos modos, si te sigue apasionando la vida docente, pero no la relacionada con los centros públicos, te aconsejamos que visites nuestra web o nuestro blog de Superprof. Así, podrás comenzar ya mismo a buscar alumnos para dar clases particulares y seguir poniendo en práctica tu vocación de enseñar.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz