Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ser entranador personal: motivos por los que deberías contratar un seguro

Publicado por Laura, el 25/02/2019 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Entrenador personal: por qué contratar un seguro

Las personas que buscan entrenarse de la mano de un profesional esperan que el mismo vele por el cuidado de su cuerpo. Pero, existe una realidad que no podemos subestimar: las lesiones y los accidentes pueden ocurrir durante la práctica deportiva.

En ese caso, es normal preguntarse: ¿quién es el responsable de este acontecimiento? ¿quién debe responder frente a la ley? ¿existen seguros capaces de cubrir a los entrenadores personales frente a esta serie de imprevistos?

A continuación, Superprof te da las respuestas que buscabas.

Soy entrenador personal: ¿tengo que contratar un seguro?

Entrar a otras personas es, sin dudas, una actividad estimulante. Pero, y aunque muchos se esfuercen por no pensar en ello, también entraña ciertos riesgos.

No importa si la actividad física se realiza en un gimnasio, parque o a domicilio: las lesiones ocurren más de lo que podemos imaginar.

Incluso estando titulado para ejercer esta actividad y equipado con material moderno, lo cierto es que durante la práctica deportiva los alumnos pueden sufrir accidentes.

por que entrenar Como entrenador personal, podés entrar a deportistas de alto rendimiento.

Con un seguro, más precisamente uno de Responsabilidad Civil, podés estar cubierto ante este tipo de situaciones tan indeseadas como inesperadas. La ley en Argentina (todavía) no ha decretado que esto sea obligatorio, pero sin dudas podrá ahorrarte dolores de cabeza en caso de verte enfrentado a una situación de estas características.

Y es que, una vez que tus alumnos contraten tus servicios, esperarán que te hagas responsable de lo que suceda con ellos durante la actividad física. No solo que puedas prevenir lesiones y accidentes, sino también que estés capacitado para reaccionar ante ellos de manera correcta en el caso de que ocurran.

Estos son los requisitos para ejercer como entrenador.

Seguro, ¿una necesidad para todos o solo para algunos?

Como entrenador personal podés estar a cargo de una sola persona, o bien de muchas si las clases se realizan de manera grupal.

Sin importar la modalidad en la que te desempeñes, tus objetivos son los mismos: motivar a tus alumnos para que alancen sus metas, dar recomendaciones respecto a la alimentación, preparar planes de entrenamiento en función de las aptitudes (y limitaciones) de tus clientes, y estar atento a los antecedentes de la o las personas que te encargues de entrenar.

Pero aún cumpliendo todo estos requisitos, algo puede fallar. Por eso, siempre y cuando seas autónomo, te convendrá tener un seguro de Responsabilidad Civil (RC).

¿De qué hablamos exactamente cuando hacemos referencia a un instrumento de este tipo? Ante daños que una persona pueda provocar a un tercero, el seguro de RC evita los prejuicios sobre el patrimonio del demandado.

Te damos el paso a paso para ser personal trainer.

Motivos para contratar un seguro de Responsabilidad Civil

Como ya te habrás dado cuenta, los entrenadores personales que no toman precauciones están más expuestos que los que se ocupan por ejercer su actividad de manera responsable.

Para ganar clientes vas a tener que validar previamente tus aptitudes, demostrar que tenés un método de trabajo consistente, un material de entrenamiento adecuado (en el caso de que trabajes a domicilio), referencias de otros alumnos… ¡La lista continúa!

personas entrenando Contratando un seguro podrás dar clases con mayor tranquilidad

Pero, incluso cuando te ocupes de toda esta serie de requisitos, existe la posibilidad de que suceda algún accidente inesperado.

Puede que tu alumno se lesione después de haber entrenado más de la cuenta, por haber desoído tus advertencias, o incluso siguiendo tus instrucciones. En ese caso, el personal trainer puede ser considerado como el responsable de esta falta.

Todavía más si es que existió un contrato por los servicios que estás prestando.

Hay una realidad que no podés ignorar y es que cuando el alumno se pone en tus manos confía totalmente en tu criterio.

No importa si recurrió a tus clases para tonificarse, adelgazar o simplemente para conseguir una mejor calidad de vida; en todos esos casos,  el entrenador debe velar por sus alumnos. Pongamos un ejemplo: si un cliente tuyo se lesiona durante tus clases, y por este motivo tiene que ausentarse al trabajo, puede ser que piense en denunciarte.

No ocurre en todos los casos, pero si esto sucediera…¿Estarías listo para responder a esta demanda?

Para no tener que preocuparte por estos aspectos, y dar tus clases con la tranquilidad de estar cubierto, es importante que pienses en sacar un seguro.

De esta manera, podés sumar cada vez más alumnos.

Los diferentes seguros que podés contratar

Como dijimos con anterioridad, un seguro de responsabilidad civil general puede protegerte contra imprevistos que tengan lugar en el marco de tus entrenamientos. ¿Un ejemplo concreto? Si estás dando una clase a domicilio y por culpa de una mala maniobra rompés un vidrio, un seguro de estas características te ahorraría el dolor de cabeza.

¿Otra opción? Los seguros de responsabilidad civil profesional. Si bien no son específicos para tu profesión, te cubrirán si, por ejemplo, el cliente se lesiona durante tus clases.

sala de deporte Como personal trainer, también podés trabajar para un gimnasio

Aunque lo ideal es que esto no suceda (y de ahí lo importante de capacitarte), estos imprevistos pueden tener lugar. El seguro responde ante este tipo de lesiones corporales.

Recordá que si bien en diferentes puntos del país están buscando regular la actividad del entrenador personal, la ley todavía no te obliga a contratar este seguro. Sin embargo, haciéndolo vas a poder trabajar con mayor tranquilidad.

Otro tipo de seguro que nunca estará de más, es el de salud. Además de contar con una protección básica, y dado que como entrenador estás realizando actividad física de manera constante, no dejes de evaluar sacar uno complementario.

Con estas habilidades estarás listo para ejercer como entrenador.

Soy profesor de educación física, ¿necesito un seguro?

Una vez más, depende de tu modalidad de trabajo. Si sos entrenador personal y estás contratado por un gimnasio, no te hará falta un seguro porque es la sala de deporte la que responderá ante un problema con alguno de sus abonados.

De la misma manera, si trabajás en una escuela no te hará falta estar cubierto porque la institución educativa es la responsable de la integridad de sus alumnos.

Pero, si además de ser empleado de un tercero, ejercés por tu cuenta como monotributista es importante que te informes acerca de la oferta de seguros disponibles.

¡No dejes de estudiar para validar tus aptitudes!

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz