Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las claves para vivir de tu pasión: la fotografía

Publicado por Mariana, el 05/03/2018 Blog > Arte y ocio > Fotografía > ¡Conviértete en Fotografo Autónomo: Guía para Principiantes!

Antes de que te lances como fotógrafo profesional, tienes que tener en cuenta algunas cifras.

La fotografía es la profesión preferida de muchos españoles. Muchas personas estudian fotografía para dedicarse profesionalmente a ella y cumplir con su sueño.

España cuenta con un gran número de fotógrafos profesionales, pero hay que saber que no es fácil vivir de esta profesión a tiempo completo. Alrededor del 60% solo consigue permanecer en el mercado durante un año, y solo el 2% de los que comenzaron en el 2016 seguirán ejerciendo en el 2026. Además, la gran parte de los fotógrafos se dedican a la fotografía social, es decir, bodas, bautizos, comuniones, otros eventos…

Trabajo hay, sin embargo, tendrás que estar seguro de querer ser autónomo antes de lanzarte a la profesión que te apasiona.

Superprof te explica el procedimiento a seguir para que tengas éxito.

Conviértete en fotógrafo autónomo: especialízate y fórmate

La formación no es indispensable, pero sí necesaria ¡Antes de intentar vender fotos, hay que formarse!

La característica más atrayente de la fotografía es que no requiere una formación particular. Si quieres ser un fotógrafo profesional mañana, es posible con tan solo dos o tres clics hoy en día.

Pero cuidado, el que no requiera ser como Louis Lumière, no quiere decir que todo el mundo pueda llegar a ser fotógrafo profesional.

Este artículo no va hablar de la formación que puedes seguir para convertirte en fotógrafo profesional (Grado en Fotografía, Máster, Cursos, Talleres…), sino sobre tener claro de qué se está hablando y de conocer la base de la técnica; es EL primer paso que hay que dar.

No obstante, formarse en la especialidad que elijas también es esencial: fotógrafo de prensa, de animales, medioambiental, de estudio, de moda… ¿Te encanta el trabajo de un fotógrafo que has descubierto en Internet? No dudes en ponerte en contacto con él:  «Me encanta lo que haces, me gustaría poder llegar a hacer lo mismo, ¿Ofreces formación?».

¡Olvídate de la timidez! Cuando lo que se quiere es llegar a ser fotógrafo profesional, hay que dirigirse hacia los demás, comunicarse y tener un poco de descaro.

No hay más secretos, una vez que conozcas la base técnica y/o si no se tiene el tiempo o los medios para formarse a tiempo completo junto a profesionales, hay que ¡PRAC-TI-CAR!

Sal con tu cámara y fotografía todo lo que puedas.

El proceso administrativo

La práctica es fundamental para que mejores tu calidad como fotógrafo ¿Cómo llegar a ser un buen fotógrafo? ¡Practicando y practicando!

Hay varias opciones que un fotógrafo puede tener a la hora de declarar su actividad. Antes de ver las ventajas y los inconvenientes de los diferentes estatus, es importante remarcar que muchos fotógrafos ganan menos de 15.000€ al año. Hay que tener en cuenta esta cantidad y pensar que se necesitan años antes de triunfar y de ganarse la vida. De hecho, muchos fotógrafos tienen una segunda actividad, solo unos pocos se dedican a la fotografía a tiempo completo.

Ten claro que para dedicarte a la profesión de tus sueños cuentas con varias opciones;

  • Ser autónomo (también llamado trabajador por cuenta propia).
  • Ser trabajador por cuenta ajena.
  • Pluriactividad (combinación de las dos opciones anteriores).

Analicemos las tres situaciones para hacer de la fotografía tu profesión:

Ser autónomo

En España, a diferencia de otros países, ser autónomo no es tan sencillo, ya que hay que hacer varios trámites, además de los pagos mensuales y trimestrales derivados de este régimen especial, por lo que algunos creen que tiene más desventajas que ventajas.

A continuación, te explicamos los pasos obligatorios para poder ser autónomo en España.

Para ser autónomo, lo primero que tendrás que hacer es darte de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas), tasa que grava el ejercicio de la actividad profesional. Este trámite se realiza en la Agencia Tributaria y con  él se establece un código con el que se clasifican las diferentes actividades empresariales y profesionales. En función de la actividad, el código será diferente.

En la Agencia Tributaria también tendrás que cumplimentar el impreso 036 en el que se especifica el régimen fiscal y la actividad profesional que se va a realizar.

Otro trámite es el alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Se realiza en la Seguridad Social y, a partir de ahí, ya podrás empezar a facturar los trabajos que realices para tus clientes y pagar la llamada “cuota de autónomos” que varía cada año.

¿Qué es la cuota de autónomos?

La cantidad será diferente en función de tu base de cotización. Para que te hagas una idea, tendrás que pagar 344,71 euros/mes de cuota de autónomos para una base mínima de 1152,90 euros/mes.

Además de las obligaciones con la Seguridad Social, también tendrás las propias con Hacienda, derivadas de la fiscalidad del autónomo (IAE, alta censal, IRPF, IVA…).

Otro pago que tendrás que tener en cuenta, salvo que seas un experto contable o con conocimientos en este tema, es el relacionado con los servicios de una asesoría. En el 90% de los casos, los autónomos, independientemente de la profesión, contratan los servicios de una asesoría que será la encargada de ocuparse de los aspectos legales y financieros como empresario; desde resolver dudas que puedan surgir, hasta preparar las facturas para los clientes o hacer las declaraciones trimestrales del IVA, etc.

Pero no todo son desventajas o complicaciones, en función del sexo y de la edad, la cuota de autónomos podrá ser más o menos elevada.

Los trámites para convertirte en empresario son muchos y variados ¡El proceso administrativo a la hora de crear una empresa puede ser un verdadero quebradero de cabeza!

Tarifa plana

Se trata de una tarifa cuya cuantía va creciendo con el paso de los meses, desde el primer mes hasta el treinta.

Requisitos para poder beneficiarse de esta cuota:

  • No ser administrador de una sociedad mercantil.
  • No haber recibido anteriormente una bonificación de la Seguridad Social como autónomo, aunque hayan pasado más de cinco años.
  • No ser autónomo colaborador (régimen especial para familiares de los autónomos).

La tarifa plana varía de la siguiente manera:

  • 6 primeros meses: 50 euros/mes.
  • Meses 7 al 12: 50% de reducción durante el segundo semestre. 137,50 euros/mes.
  • Meses 13 al 18: 30% de reducción durante el siguiente semestre. Es decir, 192,50 euros/mes.
  • Meses 19 hasta el 30: se mantiene la reducción del 30%. 192,50 euros/mes.

¡Atención! lo anterior se aplica a los jóvenes menores de 30 años, aunque los requisitos son parecidos para personas que superen esta edad, te recomendamos que te informes bien en función de tu situación. Además, las cantidades anteriores estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de 2017, a partir del 1 de enero de 2018 se aplicarán los siguientes cambios con la Nueva Ley de Autónomos:

12 meses a partir de enero de 2018.  Reducción del 80% en la cuota. La Ley de Fomento del Trabajo Autónomo redondeó la cantidad resultante en el descuento hasta los 50 euros.

En los seis meses siguientes de actividad, del mes 13º al 18º de actividad se aplica el 50% de reducción durante un semestre sobre las bases de cotización y tipos vigentes.

Seis meses de vigencia, desde el mes 19º al 24º en los que se aplica un 30% de reducción en la cuota, haciendo un total de dos años de bonificación.

Ser trabajador por cuenta ajena

Quiere decir que tendrás un contrato de trabajo con una determinada empresa y de una duración determinada.

Actualmente, los tipos de contratos con los siguientes:

Indefinido: aquel que se caracteriza por no tener un límite de tiempo en cuanto a la duración del contrato.

Contrato temporal: aquel en el que existe una fecha de finalización concreta.

De formación y aprendizaje: aquel cuyo su principal objetivo es favorecer la integración de los jóvenes en el mundo laboral, por lo que existe una actividad laboral retribuida y, por otro lado, el trabajador se beneficia de una formación reglada.

En prácticas: aquel por el que el trabajador, de cualquier edad, se beneficia de una práctica profesional, la cual se corresponde con su nivel formativo.

¿Cuáles son las diferencias entre un autónomo y un trabajador por cuenta ajena?

  • El trabajador por cuenta ajena recibe un salario mensual con cantidades más o menos iguales.
  • El trabajador depende de la empresa para la que trabaje (horarios, descansos, vacaciones, tareas a desempeñar, etc.)

Pluriactividad

Actualmente, es compatible tener un contrato por cuenta ajena y ejercer una actividad por cuenta propia, es decir, puedes tener un contrato de trabajo con una empresa y al mismo tiempo ser autónomo.

En algunos casos, sobre todo cuando se está empezando en un sector profesional y no se tienen muchos clientes o el volumen de trabajo no es muy alto, puede ser la mejor opción.

Las exposiciones son una buena herramienta para darte a conocer ante posibles clientes Una buena manera de dar a conocer tu trabajo es a través de pequeñas exposiciones

En resumen:

Hacer fotos como fotógrafo profesional requiere una cierta experiencia y, a menudo, prepararse con cursos u otro tipo de formación, antes de poder lanzarse a la profesión totalmente solo.

Puedes escoger diferentes estatus para convertirte en fotógrafo profesional:

  • Ser autónomo
  • Estar contratado por cuenta ajena.
  • Pluriactividad

Ser autónomo puede ser la vía que escojas si quieres empezar en esta profesión, ya que podrás facturar a tus clientes sin ningún problema. Por otro lado, tendrás que hacer frente a diversos pagos mensuales y trimestrales, por lo que, si tu cartera de clientes no es muy amplia o estable, deberías calcular los ingresos y los gastos para poder analizar tu situación. Otra opción ser trabajador por cuenta ajena o la pluriactividad, con las ventajas y desventajas de ambas modalidades. En definitiva, infórmate con más detalle sobre  las opciones que tienes para ser fotógrafo profesional y considera si te merece la pena o no ser autónomo o si, por el contrario, es mejor que alguien te contrate como fotógrafo.

Por cierto, ¿te interesa la fotografía animal? ¡Descubre cómo convertirte en fotógrafo de animales!

Si deseas tomar un curso de fotografia Madrid, no dudes en utilizar nuestra plataforma para entrar en contacto con profesores cerca de ti.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz