Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ser profesor particular, la experiencia que no puede faltar en tu CV

Publicado por , el 25/10/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Las ventajas de dar clases particulares para tu currículum

Dar clases particulares es sembrar el terreno para, en un futuro, acceder a nuevas oportunidades de trabajo. Pero esta profesión apasionante tiene otras ventajas tales como:

  1. Enseñar siempre es también sinónimo de aprender.
  2. Ampliás tu red de contactos profesionales.
  3. Podés descubrir tu potencial como mentor y potenciar tus habilidades para dirigir a toros.

Las cinco cualidades más buscadas por los equipos de Recursos Humanos son:

  • La autenticidad;
  • La capacidad de adaptarse;
  • El buen trato;
  • El entusiasmo;
  • La apertura.

Todo esto es lo que tiene que tener un profesor particular para ayudar a sus alumnos a superarse a sí mismos.

¿Ya escuchaste hablar de mentoring inverso por el que el profesor se convierte en alumno para enriquecerse a través del intercambio de conocimientos? Esta práctica, que también la utilizan muchas empresas del mundo, es infalible.

Enterate cómo tus alumnos pueden darte mucho más de lo que imaginabas para alcanzar tu éxito profesional.

¿Todavía dudás? No te pierdas estos 5 motivos para animarte a dar clases particulares.

¿Por qué dar clases particulares?

Es normal que, llegado el momento de lanzarte a dar clases particulares, te preguntés si esta actividad realmente te ayudará en tu futuro laboral. La buena noticia es que el tiempo que dediques a dar apoyo escolar a otras personas traerá beneficios para tu propia carrera.

Además de las ventajas más conocidas de ser profesor particular (ganar un dinero extra, manejar sus propios horarios, elegir la metodología de enseñanza que más te guste, etc), esta actividad apasionante te traerá rédito en lo personal y en lo profesional. Por eso, no dudes en destacar en tu CV que das clases a domicilio.

reloj Manejar tus tiempos, una de la grandes ventajas de dar clases privadas

¿Necesitás pruebas? ¡Las tenemos! Si podés enseñarles a otros cualquier disciplina (matemática, lengua, piano, inglés, etc) quiere decir que tenés la habilidad necesaria para transmitir conocimiento. Esto, aunque te cueste creelo, es una de las competencias más buscadas por los que reclutan nuevos talentos en las empresas y organizaciones.

¿Sabés por qué a los estudiantes les gusta tanto dar clases particulares?

Unirse al mercado en pleno crecimiento de las clases particulares

El mercado de las clases particulares avanza sin parar. ¿Algunos de los motivos? Cada vez son más los que necesitan ayudar para mejorar su desempeño escolar, y también se multiplican las personas con empleos fijos que buscan aprender algo nuevo por fuera de su horario de trabajo: yoga, danza árabe, pintura, etc.

Si se empieza por la necesidad que existe de ayudar a los estudiantes a mejorar sus notas, en Argentina, y según cifras oficiales, uno de cada 10 alumnos de secundaria repite por año. Hilando más fino, son los que cursan el primer y el segundo año de este nivel los que más dificultades presentan y, por ende, los que más refuerzo escolar necesita.

Como decíamos anteriormente, también están los que toman clases privadas puramente por placer. Esto genera una oportunidad para los que quieran ofrecerse para impartir, por ejemplo, disciplinas artísticas, idiomas, de entrenamiento físico,etc.

mujer relajada En Superprof también podés conseguir alumnos para tus clases de yoga

Este escenario es el que hace muchos estudiantes decidan convertirse en profesor particular para responder a esta demanda en alza.

Sin dudas, las plataformas dedicadas a las clases privadas, como Superprof, son claves para ayudar a que cada vez sea más fácil contactarse con personas que buscan profesores particulares.

El mercado de las clases particulares está en alza y la tendencia no cambiará en los próximos años: cada vez habrán más personas interesadas en contratar los servicios de un profesor particular. Así que no esperés más para dedicarte a esta actividad gratificante por donde se la mire.

Dar clases particulares durante los estudios

Ahora que ya estás convencido de que dar las clases particulares es una excelente idea, es hora de poner manos a la obra. ¿Sos estudiantes y tenés dudas de si estás a la altura del desafío? ¡La respuesta es sí!

Nadie puede dudarlo: un estudiante reúne todo lo que se necesita para convertirse en un excelente profesor particular. ¿Por qué? Porque sigue siendo todavía un alumno, y conoce perfectamente la manera en la que funciona el sistema educativo. Además, sabe que tener un método de estudio efectivo (y mucha paciencia) es la clave para conseguir resultados.

¿Qué mejor idea que sea alguien que todavía estudia el que enseñe a otros a estudiar?

Un investigación reciente reveló que el 48% de los empleados del país son también estudiantes. Esto demuestra que en Argentina es cada vez más habitual realizar estas dos actividades en paralelo.

hombre en la computadora Estudiar y trabajar al mismo tiempo es cada vez más común

Si éste es tu caso y, por ejemplo, estás cursando la carrera de biología podés ayudar a alumnos de secundaria con esta misma materia, e incluso a estudiantes de primaria con Ciencias Naturales. ¿Estudiás Letras? También podés ofrecer apoyo escolar para estudiantes de nivel medio, idiomas e, incluso, para terciarios de Periodismo, Relaciones Públicas, etc.

Si, en cambio, estás cursando alguna licenciaturas relacionada con el área de la salud o la administración, tenemos buenas noticias. Según un estudio del Ministerio de Educación, el 38% de los estudiantes universitarios se inclinan por estas disciplinas.

Tus conocimientos teóricos, es decir, aquellos que te ofrece la carrera que estudiás son sin dudas muy importantes. Pero sin los prácticos (los que te permiten obtener resultados satisfactorios) son igual de importantes. Si considerás que tenés habilidades en los dos frentes, entonces no esperes más para ofrecer tus servicios de profesor particular.

Esta actividad te permitirá ganar dinero para pagar los gastos vinculados a tu carrera y solventar tu vida de estudiante.

Para conseguir este extra a fin de mes, son muchos los estudiantes que trabajan en restaurantes, cuidando chicos y haciendo repartos en bicicleta, pero si decidís convertirte en profesor particular estarás haciendo algo todavía más valioso: ayudando a otros a mejorar sus resultados, a la vez que sentás las bases de tus propios conocimientos.

Todo eso sin olvidar que sos vos el dueño de tus horarios: manejás tu agenda en función de tu disponibilidad y las necesidades de tus alumnos, algo que es casi imposible de poder hacer con otros trabajos.

Un sueldo interesante, libertad horaria, trabajo inteligente: solo hay ventajas si decidís dar clases particulares durante tus estudios.

Si te encanta enseñar y te atrae la idea de trasmitir tus conocimientos, no lo pienses dos veces y empezá hoy mismo a dar apoyo escolar.

¿Por qué los equipos de Recursos Humanos valorarán tu experiencia como profesor particular?

¿Querés más razones para convertirte en profesor particular? ¡Las tenemos!

Los equipos de Recursos Humanos de las empresas  siempre valoran que los candidatos tengan experiencias laborales previas y, por supuesto, también  enriquecedoras. Sobre todo si recién terminás la secundaria, es probable que todavía nunca hayas tenido un trabajo fijo.

mujer recibiendo a otra En las entrevistas de trabajo valorarán tu experiencia dando clases privadas

Entre otras cosas, ser profesor particular durante tus estudios te va a permitir llegar mejor preparado a tu primera entrevista laboral con un CV un poco más vistoso.

Las cinco cualidades más valoradas por quienes se encargan de reclutar personal son: optimismo, capacidad de adaptación, curiosidad, buen trato y convicción. Pongamos un freno: ¿no es exactamente esto mismo lo que caracteriza a un buen profesor particular?

  • Optimismo, un profesor particular debe mantenerse positivo para que sus alumnos no se desanimen antes de tiempo.
  • Capacidad de adaptación, ya que cada estudiante es un mundo,  y saber adaptarse a cada uno de ellos es el mayor desafío.
  • Curiosidad, es una característica propia de quienes tienen se encargan de transmitir conocimiento. Sin ella, no se llegará muy lejos.
  • Buen trato. Dar clases particulares puede ser, por momentos, desafiante. Un buen profesor nunca pierde la sonrisa.
  • Convicción. No se puede transmitir conocimientos sin convicción.

No olvides además que un profesor particular es como el capitán de un barco: alguien que desde el primer minuto dirige un proyecto desafiante. Además de poner en práctica su capacidad de transmitir conocimientos, debe adaptar su método al estudiante, evaluarlo en todo momento para medir sus resultados, y cambiar la dirección de su estrategia si esto fuera necesario.

En resumidas cuentas, ser profesor particular no es solamente una actividad que te traerá beneficios en el presente. Poniendo esta experiencia en el CV, estamos convencidos de que podrás capitalizarla también más tarde cuando pases entrevistas de trabajo.

¿Qué podés sacar de tu experiencia como profesor?

Nadie puede decir lo contrario: hay razones de sobra para dar clases privadas. Tanto si todavía sos estudiante, como si tenés un trabajo fijo pero estás buscando nuevas oportunidades laborales, la experiencia de ser profesor a domicilio te traerá beneficios que no podés subestimar.

Las posibilidades que abre frente a vos este mercado son innumerables: podés dar clases de apoyo a alumnos de primaria, de secundaria y hasta aquellos en la universidad, ¡con total autonomía!. Depende, siempre, de las disciplinas en las que te sientas más capacitado. Si, en cambio, querés combinar pasión y trabajo, podés ofrecer clases de guitarra, danza clásica o cerámica. ¡Todo es posible!

En el caso de que quieras dedicar tu vida a la educación, dar clases particulares será un buen punto de partida. Sumarás herramientas más que útiles para transmitir conocimientos, desarrollarás tus capacidades para generar planes de estudio personalizados y podrás evaluar qué tan efectivos han sido tus esfuerzos.

En cambio, si no está en tus planes ser educador, igualmente haber dado apoyo escolar será valioso para tu CV. Y es que las personas de las áreas de Recursos Humanos saben que los que trabajan o trabajaron como profesor son persistentes, autónomos, creativos, pacientes y un largo etc.

Dar apoyo escolar también puede ayudarte a sentirte más cómodo en tu piel. ¿Sos tímido? Probablemente ya no te pongas rojo a la hora de hablar en público. ¿Sos ansioso? Ser profesor particular te ayudará a enfocarte en tus objetivos e ir paso a paso (de otra manera, ¡no conseguirás ayudar a tu alumno!)

En resumidas cuentas, y sin importar lo que hagas en un futuro, agregar en tu currículum que diste o das clases de apoyo hablará de vos sin que hagas nada. Sin compromiso no se puede ser profesor, y esto es algo que los que se encargan de los procesos de selección de personal lo saben. Por todo los puntos que repasamos anteriormente, te conviene empezar hoy mismo a dar clases particulares.

¿Querés más ventajas de ser profesor particular? ¡Inscribite hoy mismo a Superprof y descubrilas!

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz