Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Razones por las que te conviene dar clases particulares

Publicado por , el 25/10/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > 5 buenos motivos para dar clases a domicilio

¿Sos bilingüe? ¿Tenés competencias sólidas en el ámbito informático? ¿Te apasiona la música? ¿Por qué no ayudás a aquellos que quieran aprender algo nuevo?

En tu barrio o en tu ciudad, hay miles de personas que buscan perfeccionarse en un idioma extranjero,empezar a tocar flauta traversa o incluso aprender a hacer manualidades.

Si la idea te atrae pero todavía no te animaste a dar el paso, repasamos los motivos por los que deberías animarte a dar clases particulares.

Compartir con otros todos tus conocimientos tiene muchas ventajas. ¡Descubrilas!

Dar clases particulares: una experiencia valiosa para tu CV

Ya seas estudiante universitario o autodidacta, empezar a dar clases particulares es una muy buena idea.

¿El motivo? Son muchos los alumnos de diferentes niveles que necesitan una refuerzo para finalizar sus estudios. Solo para darse una idea: en Argentina, cada 8 minutos un estudiante repite de año o abandona sus estudios secundarios. 

Pero no sólo se pueden dar clases particulares a jóvenes con dificultades de aprendizaje. Hay muchas personas que siempre buscan aprender algo nuevo: batería, francés, yoga, etc.

Hombre escribiendo Dar clases particulares enriquecerá tu CV

Tanto si vas a ayudar a alguien que necesita apoyo escolar como si vas a motivar a tu alumno para que se interese por una nueva disciplina; siempre tenés que demostrar que tenés la paciencia necesaria y que sos capaz de crear un clima de confianza y tranquilidad. A fin de cuentas, las clases particulares no son otra cosa que un espacio de intercambio.

Ya solo por eso, ser profesor a domicilio es una magnífica experiencia para el CV.

Al ser profesor particular, lo más probable es que veas a tus alumnos un par de veces por semana y no todos los días. Por eso, es habitual que tengas que tomarte un tiempo para conocer su recorrido académico y entorno privado. Tu desafío, entonces, será hacer todo lo que esté a tu alcance para, poco a poco, ir entendiendo cómo es la vida de tu alumno en el colegio o en su casa. Así, podrás crear un espacio de aprendizaje ameno y divertido, en el que  se sienta libre de progresar sin el miedo de que lo juzguen.

Conseguí tus objetivos

¿Tu alumno consiguió aprobar su examen de matemática después de mucho esfuerzo? ¿Otro logró por fin tocar su primera canción con la guitarra? ¿O es capaz de mantener una conversación fluida en inglés?

Llegar a la meta Los éxitos de tus alumnos serán también los tuyos

¡Es un gran logro que consiguieron codo a codo! Después de mucho trabajo duro de las dos partes, llegó la gran recompensa…

Como te habrás dado cuenta si ya diste tus primeros pasos en esta profesión, dar clases particulares es de todo menos aburrido.

Al contrario, estos espacios te permiten descubrir cosas nuevas, enseñar y ayudar a personas con muchísimas ganas de aprender. Y cuando el objetivo final se alcanza, ¡es una misión cumplida!

Clases particulares: un complemento económico que no podés menospreciar

Si sos estudiante o tenés un trabajo fijo pero contás con algo de tiempo libre, quizás te interesa hacer un dinero extra dando clases particulares.

En Argentina, actualmente el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) es de $10.700. Por este motivo es normal que muchas personas, incluso con un empleo, necesiten complementar sus ingresos con otra actividad.

Si éste es tu caso, y sea cual sea la competencia que te gustaría trasmitir (idiomas, informática, música, deporte, etc), podés combinar una tarea útil, pero también divertida para aumentar tu presupuesto a fin de mes.

Muchos alumnos buscan clases particulares, ya sea a domicilio o a distancia a través de webcam.

Conocer a gente nueva, compartir un interés común y ver cómo un alumno progresa gracias a tu apoyo… No parece que sea un mal trabajo, ¿qué opinás?

Establecé la tarifa de tus clases particulares

Una de las grandes ventajas de ser profesor particular es que sos vos el que decide la tarifa que cobrarás por tus servicios. Según tus necesidades financieras y tus objetivos, tenés que fijar un precio razonable al alcance de la mayoría.

Por ejemplo, no todos los estudiantes ni los padres de los alumnos más jóvenes tienen los medios suficientes como para pagar $400 la hora.

crecimiento económico Dando clases privadas sos vos el que fija el valor de tu hora

Por eso, es importante que establezcas un precio acorde que te permita obtener beneficios, pero que al mismo tiempo resulte accesible para quienes tienen la intención de contratarte.

En la mayoría de los casos, si tenés experiencia y un buen nivel de conocimiento, es probable que puedas ir aumentando tus tarifas con el paso del tiempo.

Para que te hagas una idea, en líneas generales, en nuestra plataforma hay profesores que ofrecen clases por valores que van desde los $150 hasta los $500.

Dar clases particulares por el puro placer de trasmitir saberes

¿Estás preparado para disfrutar de lo maravilloso que puede resultar enseñar?

La transmisión de conocimientos es una característica propia de la raza humana. ¿Qué se ha trasmitido, desde hace siglos, sino historias y saberes?

Pero para que tu empresa sea exitosa, tenés que poder organizarte. Ser dueño tu propia agenda es una de las partes más seductoras de convertirse en profesor particular.

Tanto si publicás tu anuncio en Internet como si  dejás flyers en algún local de tu barrio; en ambos casos vas a ser vos el que decida los horarios en los que estás disponible cuando te llamen tus primeros alumnos. ¿Tenés otro trabajo a tiempo completo? ¿Cursás los martes, miércoles y viernes? ¿Solo tenés las mañanas libres?

¡No pasa nada! Tus otras ocupaciones son más que compatibles con los servicios que ofrecés como profesor particular. Cuando tus futuros alumnos te contacten, lo único que vas a tener que hacer es advertirles acerca de tus disponibilidades.  Sin embargo, como podrás imaginarte, cuanto más tiempo tengas libre, más fácil va a ser conectar con más y más estudiantes. ¡Es matemática pura!

Además, existen casos especiales en los que seguramente el poder adaptarte a los horarios de los alumnos será un plus. Por ejemplo, si querés dar clases de cualquier disciplina a extranjeros es probable que ellos tengan clases en la universidad por la mañana y necesiten refuerzo en idiomas por la tarde (o viceversa). Para que te des una idea de lo interesante que puede ser esta opción, solo en 2017 llegaron a la Ciudad de Buenos Aires más de 61.000 estudiantes extranjeros.

En cualquier caso, recordá que en tu anuncio tenés que indicar todos tus datos y no solo escribir: «busco alumnos para clases particulares».

Esto hará que tu perfil resulte más confiable a los ojos de quienes quieren contratar tus servicios.

Elegí tus métodos de aprendizaje para las clases

Durante tus años de formación académica seguramente pudiste comprobar que cada profesor tiene sus métodos de enseñanza, y que cada alumno tiene sus propias manera de incorporar conocimiento. Algunas veces esta transmisión de conocimientos se da con éxito, y otras no.

Si ofrecés clases particulares, vas a  tener la oportunidad de elegir tu manera de enseñar. Tené siempre en cuenta que cada alumno es un mundo, así que deberás adaptarte a cada uno de ellos.

Su edad, su forma de ser, su educación, la velocidad en la que aprende… Todo varía de una persona a otra, así que vas a tener que adaptarte a cada una de las personalidades que te encuentres en tu camino como profesor particular de la mejor manera posible.

En lo que respecta a tu método de enseñanza, no existen formas de hacer milagros ni de ceñirse a recetas mágicas. Vas a tener que ir probando hasta que encuentres la metodología que mejor funcione.

Eso sí, no te olvides de seguir estos consejos básicos:

  • Buscá siempre ganarte la confianza de tus alumnos
  • Demostrales que tenés un buen carácter
  • Creá un entorno ameno para ofrecer tus clases
  • Alterná el tiempo de trabajo con las pausas y los descansos

¿Por qué muchos estudiantes deciden dar clases particulares?

En casi todos los países del mundo es un clásico que los alumnos trabajen a tiempo parcial en restaurantes o locales para ganar un dinero extra para pagarse sus estudios. Por eso, son muchos los establecimientos que están acostumbrados a tener personal con horarios flexible.

Teniendo en cuenta la libertad de tarifas de Superprof, no nos sorprende que cada vez sean más los estudiantes que se interesan por dar clases particulares a domicilio.

Personas estudiando Manejar sus horarios es uno de los principales atractivos de ser profesor a domicilio

Para que te hagas una idea, actualmente contamos con miles de Superprofes en nuestra plataforma de Argentina. ¿Te gustaría formar parte de este grupo en pleno crecimiento?

¿Alcanza con tener pasión para dar clases particulares?

Desde un punto de vista personal, transmitir conocimientos es muy enriquecedor.

Con las clases particulares, les ofrecés a tus alumnos los medios necesarios para que progresen lentamente y, lo más importante, a su ritmo. Y como el trabajo es compartido, el éxito de él o de ella será también el tuyo. Los esfuerzos y los resultados que hagan las personas que capacites se convertirán en una satisfacción para vos también.

¿Qué nos puede hacer más felices que ver a un alumno progresar con confianza gracias a nuestro respaldo?

En definitiva, si te apasionan los intercambios humanos, el diálogo y los desafíos, ¿qué esperás para dar clases particulares?

¿Pero la pasión es suficiente para dar clases particulares?

Es verdad que la pasión es muy importante para realizar cualquier actividad que nos propongamos en la vida, y las clases particulares no son la excepción a la regla.

Pero con esto no alcanza, y  también es necesario contar con los conocimientos necesarios para poder formar a otra persona. Para eso, existen distintas soluciones, como estudiar Magisterio, realizar un Profesorado, o bien hacer un curso corto que nos ofreza herramientas para enseñar maquillaje, baile, computación, etc.

Dar clases particulares para trabajar con total libertad

Si buscás tener libertad, ser profesor particular es para vos. No solo enseñás con total libertad tu metodología, sino que también fijás el lugar en el que se desarrollan tus clases y el valor de tu hora.

Las clases particulares suelen darse en casa del alumno, pero también hay otras alternativas que no podés dejar de considerar.

Hoy en día  existe la posibilidad de dar clases desde la comodidad de nuestra casa gracias a las nuevas tecnologías.

También podés dar clases en bares de estudiantes o bibliotecas. ¿Qué te parece?

Ampliá tu red de contactos profesionales

Si ya te decidiste a inscribirte a una plataforma con la visibilidad de Superprof, seguramente tengas la oportunidad de reunirte con otros profesores como vos para compartir experiencias.

Este tipo de redes profesionales te permiten intercambiar información muy útil  y, todavía más, conseguir nuevas oportunidades laborales.

Ya seas estudiante o busques trabajo, las redes profesionales siempre pueden ayudarte a abrir nuevas puertas a través del boca a boca.

¿Te parecen suficientes estas razones para dar clases particulares? ¿Qué esperás para empezar?

Si tu respuesta es «sí», no dejes pasar más tiempo antes de inscribirte en nuestra plataforma en línea. Así, podrás encontrar alumnos que vivan cerca de tu domicilio y que estén dispuestos a recibir tus conocimientos con los brazos abiertos.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz