Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Quién puede convertirse en yogui?

Publicado por Alejandra, el 30/01/2019 Blog > Deporte > Yoga > ¿A Quién se Dirige la Práctica del Yoga?

«No somos seres humanos que viven una experiencia espiritual; somos seres espirituales que viven una experiencia humana». – Yogi Bhajan (1929-2004), yogui y maestro espiritual indio, fundador de la organización no gubernamental 3HO y maestro del estilo kundalini yoga.

Kundalini yoga, nidra yoga, yoga prenatal, yoga dinámico, yoga para niños: ¿no te suenan estos estilos de yoga? Seguramente que sí, ya que hay casi 50 tipos de yoga en todo el mundo, reservados a una práctica de yoga diferente en función de la modalidad, cuyos aprendices de yogui que, interesados en la secuencia de posturas, ejercicios de respiración o el trabajo de flexibilidad, suelen ser diferentes los unos de los otros.

De todos modos, no te preocupes, encontrarás una modalidad de yoga que se adapte a ti, independientemente de tu condición física. Con 300 millones de practicantes en todo el mundo, el yoga ha experimentado un verdadero auge en Japón: ¡más del 413 % en tan solo 5 años! Esta es la razón por la cual uno se pregunta para quién es la práctica del yoga. Para relajarse, para combatir el estrés, para un buen desarrollo muscular… hay mil y una razones para practicar el yoga.

¿Cómo hacer yoga si estás embarazada?

Embarazo y yoga El embarazo no implica dejar de hacer deporte, y mucho menos el yoga. Por eso, este deporte se convierte en una de nuestras opciones ante el embarazo, aunque siempre con moderación.

El embarazo es un momento especial en la vida de una mujer, momento que se debe exprimir al máximo. Hay que saber cómo aprovecharlo, ya sea con el pensamiento positivo, la respiración o incluso la atención plena. Recuerda que esto solo sucede una vez (bueno, depende de cuántos hijos vayas a tener), por lo que nuestro cuerpo y mente deben estar en perfecta armonía. El yoga, con ele embarazo, puede ofrecer numerosos beneficios, que pueden ayudarte a minimizar la situación:

  • Tener una visión más dulce del embarazo
  • Prepararse mentalmente para el parto
  • Conocer a otras embarazadas y futuras madres para compartir experiencias y tranquilizarse mutuamente
  • Tomar conciencia del cuerpo de una embarazada
  • No ver la maternidad como un freno para la actividad física
  • Saber cómo aprovechar los primeros meses para aliviar los posibles dolores
  • Tranquilizar al futuro papá desde el primer mes
  • ¡Y muchos otros beneficios!

La maternidad es una etapa muy hermosa, que deberás saber disfrutar mientras redescubres tu cuerpo, tomas posesión de él y llegas a la conexión entre mente y espíritu. Sin embargo, hay algunas contraindicaciones que te ayudarán a que el bebé crezca bien. Por ejemplo, se desaconseja la práctica del yoga durante el tercer trimestre del embarazo, por la sencilla razón de que se están formando los órganos y el sistema nervioso del bebé.

Por supuesto, cuando nos preguntamos cómo se puede hacer yoga durante el embarazo, se tratará de practicar un yoga que se adapte a las embarazadas y que no sea demasiado físico, como el yoga prenatal, que incluye muchos menos torsiones y acrobacias. Todo esto fundamentado en una buena respiración, que el profe de yoga te enseñará, para adoptar la mejor postura posible para promover el momento de dar a luz.

El yoga para los mayores

Beneficios del yoga. Independientemente de la edad que tengas, una práctica regular de yoga siempre será beneficioso para el cuerpo, la mente y el espíritu, aunque tengas 80 años.

Cuando llegamos a cierta edad, solemos oír eso de que el deporte debe adaptarse a nuestra condición física, que un saludo al sol puede resultar demasiado acrobático para nosotros, que es mejor practicar yoga en casa teniendo cuidado con la cadera, etc. Vamos, que nos planteamos la cuestión de si existe una forma específica de hacer yoga para personas mayores. Sin embargo, aunque una persona sea mayor, eso no implica necesariamente que presente una discapacidad o que esté mal, sino más bien todo lo contrario.

El yoga para personas mayores también existe tal cual, una modalidad que permite que nuestros mayores puedan aprovechar los beneficios del yoga. No nos podemos olvidar de que a los 70, ¡ya no tenemos 25 años! El yoga adaptado, que incluye algunos ejercicios que se pueden encontrar en las clases de yoga tradicional, también trata la concentración, el dejarse llevar o la paz interior, independientemente de que tengas ganas de iniciarte en el mundo del yoga.

Cuando eres una persona mayor, hay posturas que deben evitarse, como las torsiones o los ejercicios de yoga sin apoyo, que, a riesgo de perder el equilibrio, pueden hacernos caer y hacernos daño. Asimismo, debemos prestar atención a la columna vertebral, independientemente de la edad. La práctica regular del yoga garantizará la fortaleza y la calma, siempre bajo la guía de un maestro calificado.

Por lo tanto, este mismo profe nos indicará las posturas más adaptadas a nuestra salud, asociadas con una respiración adaptada, y con un espíritu colectivo que a menudo conduce al reencuentro. La belleza del yoga también reside ahí: poder hacer deporte y practicar la meditación a cualquier edad, desde una perspectiva de emulación, de intercambio y de compartir con personas tan interesadas en el yoga como tú.

¿Cuáles son los beneficios del yoga para las personas discapacitadas?

Especialización del yoga. El yoga para discapacitados ofrece enormes beneficios para la salud, el cuerpo, la mente y el espíritu. ¡Todo depende de nosotros!

Si hay una pregunta que nos solemos plantear cuando estamos limitados físicamente y buscamos un tipo de yoga que pueda adaptarse a nosotros es la cuestión de qué beneficios tiene el yoga para las personas con discapacidad. Podríamos decir que necesitamos un yoga adaptado a nuestra condición física y que existen otros tipos de yoga que no podemos hacer. Sin embargo, un yoga tradicional probablemente también podrá hacernos evolucionar y progresar.

Por supuesto, mientras que el handi yoga contribuirá a dejarnos llevar a partir de la primera clase, resulta que el yoga en sí mismo ofrece muchos beneficios para las personas con discapacidades. Por ejemplo, podemos volvernos más conscientes de nuestro cuerpo, de una manera lenta y suave, para vincularnos con nuestro lado psíquico y espiritual. Un enfoque corporal que nos permitirá alcanzar mejor nuestros objetivos.

Sí, porque el yoga para discapacitados también sirve para desarrollar la confianza en un@ mism@, pero también en el profe, que nos ayudará a tener una imagen más hermosa de nosotros, gracias al pranayama, los estiramientos y el momento presente. Esta confianza se traducirá luego en una mejor socialización que, durante las clases de handi yoga, permite hablar con otras personas que comparten los mismos tipos de prácticas deportivas que nosotros. Conoce a nuevas personas mientras haces deporte.

Las ventajas de hacer yoga en pareja

Yoga en parejas. Solo o en pareja, la práctica del yoga se combina perfectamente con un equilibrio entre cuerpo y mente, desde una perspectiva distinta en cada ocasión.

Cuando se trata de enumerar los beneficios de hacer yoga en pareja, son numerosas las ventajas, tanto desde el punto de vista físico como en términos de serenidad o emoción. Hacer yoga en pareja significa disfrutar de un enfoque diferente de la actividad física y la meditación. De hecho, además de ser una práctica real de yoga, hacerlo con amor aporta diferentes cosas:

  • Desarrollar la confianza mutua en posturas de pareja
  • Aprender a conocer mejor a tu pareja
  • Dejar a un lado el pudor al ver la imagen de tu pareja enfrente
  • Disfrutar de los beneficios del yoga juntos
  • Abrirle la puerta a tu pareja para practicar una bella disciplina
  • Poder aprender nuevos ejercicios, solo factible para dos
  • Sentirse apoyado en la práctica de los ejercicios
  • Compartir una actividad juntos, fuera de la casa
  • Conocer gente nueva
  • Y muchos más

De este modo, el yoga en pareja es una buena idea que, con la guía de un maestr@, dará un nuevo sentido a tu relación. De hecho, aunque haya ciertas posturas que son más accesibles que otras, en pareja, tendrás la oportunidad de tener una ayuda mutua, de compartir momentos de complicidad con tu pareja, ya sea en la postura de los peces o durante los saludos al sol. Una fuerza mutua que será posible gracias a la relación de proximidad entre los dos yoguis.

Además, como se mencionó anteriormente, hay ciertos ejercicios, que hasta ahora quizá no hayas podido hacer sol@, y que los podrás realizar en pareja. Esta pareja también servirá para sellar tu relación de amor con el deporte, la respiración y el trabajo de la mente. Un momento en pareja que, relacionado con las posturas del yoga y con esta filosofía de dejarse llevar, el momento presente, la atención plena, se hace más hermoso.

La disciplina también se puede hacer en familia, ya que el yoga para niños también está en auge.

Por lo tanto, el yoga es una disciplina muy bonita, llena de valores interesantes, que todo el mundo podrá poner en práctica. Desde una persona mayor, hasta una persona discapacitada, en pareja, en función de la modalidad del yoga se nos abrirá una nueva puerta a la disciplina, lo que nos muestra que, sea cual sea nuestra situación, es totalmente posible iniciarse en la práctica del yoga, de la respiración profunda o en la meditación mediante lecciones grupales.

Hay miles de clases de yoga Palermo para vos.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz