Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

El interés económico de convertirte en un profesor particular

Publicado por Juliana, el 24/10/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Cuál es el interés económico relacionado con ser profesor particular?

El bajo poder adquisitivo, la inflación general de los precios y, especialmente, de los alimentos de la canasta básica, la depreciación de la moneda, el aumento del costo de vida, entre otras cosas, son muchas de las preocupaciones que inquietan a la mayoría de los argentinos y de las que los políticos y los medios de comunicación no dejan de hablar.

¿A quién no le gustaría ganar dinero extra  y llegar así más holgado a final de mes?

Si sos un estudiante que lo único que busca es pagarse sus estudios y/o sus gastos del día a día o si sos un profesor ya formado que busca mejorar su salario, dar clases particulares constituye una gran inversión.

El mercado de las clases particulares está en crecimiento. Muchos son los alumnos que desean tomar clases. Muchos son los alumnos que desean o necesitan tomar clases particulares.

A pesar del crecimiento constante que experimenta el sector de docencia particular, las clases particulares todavía son una vía a explotar, sobre todo en las zonas urbanas donde hay tantos posibles alumnos.

¿Cómo aumentar tus ingresos dando clases particulares?

Antes de nada, hay que destacar que las clases particulares son una gran ayuda económica. Se trata de una actividad gratificante y agradable…Y por supuesto, ¡bien pagada! ¡Si te animás a comenzar, es seguro que te gustará!

Para que tengas una idea general del importe que podrás percibir dando clases particulares dentro del mercado argentino, preparar una materia del secundario con un profesor particular puede significar unos $6000, ya que los precios por clase varían entre los $250 y los $450, afirma el diario Clarín. De todos modos, debido a la situación socioeconómica actual, los precios siguen subiendo.

También tenemos que destacar que no existe ninguna barrera disciplinaria en el mundo de las clases particulares. Sí es verdad que hay algunas disciplinas que se demandan más que otras, como son las Matemáticas en nivel secundario. De todas formas, las grandes ciudades permiten que todo tipo de profesores tengan trabajo, ya sean clases de yoga, dibujo, canto, batería…Es decir, ¡estamos muy lejos de las clases de apoyo tradicionales!

La actividad de dar clases particulares siempre valdrá la pena porque sos tu propio capital humano y no hay que aportar ningún tipo de inversión financiera al principio. Además, tampoco se requiere ningún tipo de título por lo que cualquiera puede considerarse profesor de clases a domicilio, siempre y cuando tenga los conocimientos suficientes y las competencias para hacerlo exitosamente.

Como dice una docente en una entrevista realizada por Universia Argentina, es fundamental que el docente tenga las habilidades necesarias para fomentar y fortalecer la comunicación con el alumno. En efecto, el acto comunicacional es central para cualquier vínculo de aprendizaje y laboral en el futuro, cuando el niño se inserte socialmente en el mercado del trabajo.

Incrementá tus ingresos económicos dando clases particulares. Si necesitás ganar un dinero extra e incrementar así tus ingresos, dar clases particulares es una excelente opción.

Al fin y al cabo, todo depende de la oferta y la demanda. De acuerdo con tu nivel de estudios (si tenés secundario completo, si sos estudiante universitario, profesor titulado), tendrás más facilidad a la hora de buscar tus clientes y así, podrás fijar una tarifa u otra.

¿Cómo aumentar legalmente tus ingresos siendo profesor funcionario del Estado?

Jurídicamente hablando, los profesores que trabajan como funcionarios del Estado pueden completar sus ingresos dando clases particulares. En efecto, todo profesor funcionario tiene derecho a realizar una actividad complementaria a su trabajo, siempre y cuando cumpla una serie de requisitos. El primero de ellos es que no descuide su trabajo como docente del Estado. El segundo, que no puede dictarles clases particulares a alumnos a quienes les brinde clases dentro del contexto educacional en el que trabaja públicamente.

Cabe destacar que la actividad complementaria en cuestión puede ser totalmente diferente a la especialidad del profesor. ¡Estamos en un país libre! ¡El docente público puede dar clases particulares de cualquier asignatura!

Si querés profundizar más sobre esto, te recomendamos que leas Clases particulares para profesores de la Educación Pública.

¿Hay que declarar las horas de las clases particulares?

Como hemos podido comprobar, la mayor parte de las clases particulares se imparten “en negro”. Se trata de una tentación muy presente en la mayoría de las actividades complementarias privadas.

Sin embargo, se trata de un juego muy peligroso. No solo por las posibles multas y otras penas que te puede imponer la Ley, sino porque estarías realizando un trabajo que no está cubierto por la Seguridad Social.

Una opción es buscar un puesto que tenga un salario fijo dentro de una gran organización que dicte clases particulares. El profesor no se tendrá que preocupar por la gestión administrativa. Pero hay que destacar que este tipo de organizaciones tiene un gran margen de comisión sobre el precio de cada clase impartida (un 50% más o menos).

La opción más recomendable es el trabajo independiente, en el que serás tu propio jefe. Te tendrás que encargar desde la búsqueda de alumnos, hasta realizar la facturación de tus ingresos correspondientes. En efecto, inscribirte en el Monotributo como profesor particular puede ser una muy buena opción. De este modo, podrás facturar y tener una obra social y una jubilación a futuro. Lo bueno es que no tendrás que pagar Ingresos Brutos, porque al ser profesor particular, estarás exento del pago de este impuesto.

Siendo profesor particular podés tener obra social y jubilación como profesor particular. La inscripción en el monotributo te permitirá acceder a una obra social y a una futura jubilación como profesor particular.

Las clases particulares pueden ser un gran placer, sobre todo pedagógico. No hay que ocultar el hecho de que se trata de una muy buena forma de llegar más holgado a final de mes. En resumen, para un profesor al que le encanta compartir sus conocimientos, es perfecto poder armonizar el placer con el trabajo.

Como profesor particular podés organizar las clases de acuerdo con tu agenda. Administrá tu tiempo y organizá las clases particulares según tus deseos.

Como docente particular, podrás administrar tu propio tiempo.Con el tiempo, irás adquiriendo nuevos conocimientos, teniendo clientes fijos y poco a poco, te irás haciendo un lugar dentro del amplio mercado de las clases particulares. Pero para ello, es muy importante que prepares bien tus clases y no decepciones a tus alumnos. Es la única manera de hacerte conocido y de que tus clases sean bien validadas y recomendadas.

Si estás buscando alumnos para dictar clases particulares, no dudés en consultar nuestra plataforma. Si querés saber más, Superprof te explica todo lo que necesitas saber sobre las clases particulares.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz