Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Presentación de las lenguas procedentes del idioma romano

Publicado por Mariana, el 05/03/2018 Blog > Apoyo escolar > Latín > ¿Cuáles Son las Lenguas Nacidas a partir del Latín?

Desde la Antigüedad hasta la Edad Media, el espacio indoeuropeo ha visto surgir sobre su territorio una gran cantidad de lenguas regionales y dialectos, que han ido evolucionando como resultado de los significativos flujos migratorios, de los contactos, enfrentamientos y colonizaciones entre los pueblos.

En realidad, Europa es el producto de una evolución de muchos milenios, durante la cual han convivido, o incluso enfrentado, numerosos pueblos, con orígenes lejanos en ciertas ocasiones, constituyendo así un sustrato de culturas procedentes de diferentes civilizaciones e imperios que se han ido sucediendo a lo largo de los años y que han dado lugar a numerosas lenguas.

El latín, que en un principio era un dialecto hablado por el pueblo que habitaba en la región del Lacio (Italia central), se impuso en toda Europa como la lengua oficial del Imperio Romano.

De hecho, se crearon dos formas de la lengua: el latín clásico, que se empleó en la administración romana, y el latín vulgar, el que hablaban los pueblos colonizados.

Con la caída del Imperio Romano, la lengua latina logró resistir a su abandono y reemplazo por otras lenguas: de este modo, las formas de latín vulgar que se hablaban en las provincias bajo dominio romano constituyeron las lenguas romances.

El término «lenguas romances» hace referencia a todas las lenguas originadas o derivadas, ya sea directa o indirectamente, a partir del latín, es decir, las lenguas resultantes de la evolución del latín hablado por el pueblo.

El área geográfica de la latinidad es tan grande que puede dividirse en dos categorías: lenguas romances occidentales y lenguas romances orientales.

Si el latín ha dado lugar a todo un conjunto de lenguas romances (ramas del latín), utilizadas por más de mil millones de personas en todo el mundo, ¿podemos afirmar que el latín es una lengua muerta?

Aquí os dejamos un artículo de Superprof respecto a las lenguas derivadas del latín.

Si deseas estudiar latin 2 bachillerato, no dudes en utilizar nuestra plataforma para encontrar un profesor cerca de ti.

El latín: cuna de las lenguas italianas

La lengua latina, lengua vehicular de Roma, surgió en la región del Lacio, situada en la zona central de Italia, en torno a Roma.

La civilización romana obtuvo un gran impulso gracias a su capacidad de interiorizar e imitar las técnicas y conocimientos de otras provincias no latinas de la península itálica, sobre todo, de los etruscos.

Similaridad del latín con otras lenguas romances. ¿Las palabras latinas son iguales que las italianas? No, pero guardan un gran parecido.

Cuando los romanos impusieron el latín como la lengua universal del imperio, existían múltiples lenguas itálicas: osco, marrucino, peligno, vestino, umbro, marso, sabino, volsco, érnico…

La hegemonía del Imperio Romano provocó un proceso de latinización de toda la Península Itálica de tal modo que estos dialectos, próximos al latín, dejaron de utilizarse.

La lengua italiana pertenece al grupo de lenguas italo-dálmatas y agrupa a varios dialectos italianos: piamontés, lombardo, toscano, siciliano, napolitano, friulano, ligur, veneciano, milanés, franco-provenzal, ladino…

Todas las lenguas itálicas presentan raíces griegas y, sobre todo, latinas. Por lo tanto, se trata de lenguas romances, que todavía se hablan hoy en día: Italia vivió una unificación tardía (1861) y muchos de los sistemas lingüísticos que tenía siguen coexistiendo en la actualidad.

En lugar de tener solo un idioma, es mejor hablar varias lenguas italianas.

En el norte, hay dialectos más próximos al francés y al español, mientras que en el sur, encontramos, sobre todo, lenguas romances que presentan una mayor proximidad al rumano.

Esta dicotomía de las lenguas italianas surge a partir de una línea (ficticia) que separa las influencias lingüísticas entre el mundo romano occidental y el grupo oriental de las lenguas romances: la línea Spezia-Rímini o Massa-Senigallia.

Esta línea corresponde con el máximo avance que hizo el pueblo galo en el norte de Italia entre los siglos V y III a.C. La línea marca la Galia Cisalpina (norte de la Toscana) y el resto de Italia a partir de la conquista romana de la Llanura del Po.

Para tu interés, todavía hoy día, los italianos del norte reivindican una cultura muy diferente a la de los italianos del sur; de hecho, hasta existen ciertos militantes regionalistas que abogan por separarse del sur.

Al norte de esa línea, las lenguas romances itálicas (veneciano, ladino, romanche, lombardo, ligur) se incluyen en el grupo occidental de las lenguas romances, mientras que las del sur se encuadran dentro del grupo oriental (toscano, que es el italiano estándar, napolitano o siciliano).

Al noroeste de esta línea, las consonantes de ciertas palabras latinas han desaparecido mientras que al sureste se han mantenido.

Nuestros profesores también imparten clases de latin para principiantes. ¿Qué esperas para contactarlos?

Latín e italiano ¿Cómo se dice «fuego» en la lengua original de Roma?

Por ejemplo, la palabra latina focum («fuego» en español) es fuoco en italiano estándar, foc en rumano o feu en francés: el espacio oriental de las lenguas romances también ha conservado el sonido del latín clásico.

Otra diferencia: la formación del plural de los sustantivos.

En Italia del norte, el plural de los dialectos proviene del acusativo plural del latín y suele presentar la terminación «s» (como en español y portugués). En las zonas romances del este, el plural viene designado por una vocal, como en los textos literarios latinos. La fonética es, por lo tanto, diferente según nos encontremos en el norte o en el sur de Italia.

¿Deseas preparte para la PAU latin? No dudes en utilizar nuestra página para encontrar lo que buscas.

Las lenguas romances occidentales más importantes

Las lenguas latinas derivadas del latín al oeste de Europa son el francés, el español y el portugués.

El francés

La Galia fue conquistada bajo el reinado de Julio César (-100, -44).

Por consiguiente, la lengua francesa, como otras lenguas, ha evolucionado a partir del latín incorporando vocabulario procedente de otras lenguas (galo, franco o incluso germánico).

Influencia del latín. Para decir «castillo» en otras lenguas, tendremos que decir «château» en francés, «castellum» en latín, «castello»en italiano, «castelo» en portugués, «castel» en rumano o «castell» en catalán. Como vemos, es fuerte la influencia de la lengua y la cultura latinas en Europa.

Aunque la lengua francesa se unificara a partir del siglo XVI, cohabitaron dos grandes lenguas romances y otra minoritaria: la lengua de oíl en el norte, la lengua de oc en la mitad sur y el arpitano (franco-provenzal) en todo el valle del Ródano y los Alpes (región Rhône-Alpes), una parte de Italia y de Suiza.

De este modo, encontramos palabras francesas con locuciones latinas y fonemas que datan de la época de la Antigua Roma (siglo VII a.C. – V d.C.).

Además, muchas preposiciones se construyen con el acusativo en francés latino:

  • ante: devant, avant, plus que (antes, delante);
  • circum: autour de, successivement, auprès de, etc. (alrededor de, después de, sucesivamente);
  • contra: en face de, à l’encontre de, contre (contra, frente a);
  • extra: en dehors de, excepté (aparte de, con la excepción de);
  • inter: entre, parmi, pendant (entre, inter);
  • post: derrière, après (posterior, después);
  • ultra: au-delà de (más allá de).

Las lenguas de oíl incluyen varios dialectos, amenazados con convertirse en lenguas muertas: poitevino, santongés, angevino, berrichón, borgoñón, champañés, picardo, valón, etc.

En cuanto a las lenguas de oc, incluyen los idiomas derivados del latín y se hablan en el tercio meridional de Francia (Occitania). La lengua occitana es la lengua regional más hablada en Francia.

Por cierto, el origen de las lenguas bretona y la de Alsacia no es romance: una tiene origen celta y la otra, germánico.

¡Encuentra el mejor curso latin cerca de ti gracias a nuestra página web!

El español y el portugués

Los romanos conquistaron la Península Ibérica en el siglo III a.C. (-228). El latín dio lugar a muchas de las lenguas romances del grupo íbero-románico:

  • castellano
  • catalán
  • andaluz
  • extremeño
  • murciano
  • aragonés
  • gallego
  • portugués

Después de la época de la Antigua Roma, el castellano (también denominado «español») sufrió una fuerte influencia del árabe, en parte, debido a la colonización de los Omeyas y los árabes durante siete siglos, en la Edad Media.

El catalán, que se habla en Cataluña, es una variante del occitano francés y, por eso, es más fácil que un francés comprenda mejor a un barcelonés que a un madrileño.

En Portugal y España, la latinización fue muy rápida según los historiadores. Los romanos, al colonizar un territorio, establecieron numerosos soldados y funcionarios del imperio.

De hecho, el latín penetró muy fácilmente en la lengua local y en los pueblos, durante generaciones, olvidando de este modo y de manera gradual su lengua materna (celta, íbero, leonés, cántabro, vascón), anterior al Imperio Romano.

No obstante, algunos dialectos se han resistido al latín: por ejemplo, este es el caso del vasco en España, cuya raíz gramatical no es la latina (y cuyo origen lingüístico parece desconocido).

En el grupo galo-románico e íbero-románico de las lenguas derivadas del latín, encontramos también otras lenguas de distinta importancia, con menor influencia, como el corso o el sardo de Cerdeña.

El grupo oriental de las lenguas romances

El grupo oriental de lenguas romances («diasistema romano del este») agrupa cuatro lenguas derivadas del latín, habladas en Rumania y en Modalvia: daco-rumano, istrorrumano, arrumano y meglenorrumano.

Rumano y latín. El trofeo de Adamclisi, erigido por Trajano en el año 109, conmemora la victoria del Imperio Romano en la batalla de Adamclisi (101-102).

Según algunos lingüistas, el léxico latino se incorporó en el albanés y en el griego, que también se deben considerar lenguas romances del este.

Es decir, son lenguas romances aquellas que se hablan en los Balcanes durante la Antigüedad romana, en la parte situada de la línea Jireček, una línea ficticia que delimita los territorios balcánicos bajo la influencia latina hasta el siglo IV d.C.: Rumania, Moldavia, Albania, Serbia, Bosnia y Croacia.

El emperador Trajano (53-117) sometió a la Dacia al Imperio Romano entre los años 101 y 106 d.C.

Los rumanos utilizan el alfabeto latino. Además, en la lengua rumana existen numerosas similitudes con la fonética y la gramática latinas.

Asimismo, el 71,66 % del léxico rumano proviene del vocabulario latino, directa o indirectamente.

En última instancia, puesto que el latín es la lengua materna de las lenguas romances, aprender latín será de gran ayuda a la hora de aprender otras lenguas vivas indoeuropeas.

La opción de estudiar latín en la universidad, traducir un texto al latín, aprender el vocabulario latino o conocer la historia de la literatura latina (desde Cicerón a Ovidio, pasando por Tito Livio u Homero) no solo servirá para ser un erudito, sino también para comprender todas las lenguas que se hablan en Europa.

Si deseas repasar latin 4o ESO, también encontraras profesores adecuados sobre nuestro servicio.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz