Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Todo lo que debes saber sobre el latín

Por , publicado el 27/03/2018 Blog > Apoyo escolar > Latín > Preguntas y Respuestas sobre el Latín

En tan solo 20 años, el número de latinistas se ha reducido a la mitad.

Sin embargo, esta lengua es útil de muchas formas: aprender otras lenguas latinas, comprender nuestra propia lengua materna, mejorar la ortografía, asimilar la historia antigua y la mitología…

Si estudias latín en la escuela, es posible que quieras saber más sobre este antiguo latino:

  • ¿Cómo se inventó el alfabeto latino?
  • ¿Cómo aprender fácilmente este idioma?
  • ¿El latín ha influido en la gramática española?
  • ¿Qué idiomas oficiales proceden del latín?

Tantas preguntas… Intentaremos resolver algunas de ellas en nuestro artículo.

¿De dónde proviene el alfabeto latino?

Cambios en la escritura latina. Carlomagno fue quien dio lugar a las oficialización de las minúsculas.

Principalmente, la escritura latina proviene de Mesopotamia, que actualmente corresponde con el Oriente Próximo. Fue aquí donde se creó el sistema de escritura que posteriormente se convertiría en el latín.

Por lo tanto, nuestro alfabeto presenta un origen semítico. Los jeroglíficos egipcios dieron lugar a la escritura cuneiforme fenicia. Posteriormente, los griegos tomaron el alfabeto fenicio para crear el suyo propio.

Después, más recientemente, los etruscos son los que crearon el alfabeto latín que conocemos hoy en día: tomaron el alfabeto griego para crear el alfabeto que conocemos hoy en día. Sin embargo, la lengua etrusca continúa siendo un misterio. A priori, los pueblos provenían de Asia Menor, pero los expertos, aunque sepan leer la lengua, son incapaces de comprenderla.

La civilización etrusca se extendió por toda Italia. En el siglo III, el alfabeto latino ya contaba con 20 letras: A, B, C, D, E, F, H, I, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T, V, X. 

Originalmente, la escritura se utilizaba como instrumento para transcribir poemas, textos literarios y discursos, por lo que el latín constituía sobre todo una lengua oral. Solo se escribía en mayúsculas hasta Carlomagno, que reformó por completo la escritura introduciendo las minúsculas en el año 771.

Durante el Renacimiento, la llegada de la imprenta confirmó el alfabeto latino con 26 letras, que no sufriría posteriormente ninguna modificación. La escritura fue evolucionando dando lugar a las distintas lenguas y de ahí que el vocabulario fuera variando en cada una de ellas.

¿Qué diccionario bilingüe latín-español debes escoger?

Alfabeto latino. En la lengua latina, ciertos términos corresponden a las abreviaturas.

Existen diferentes diccionarios bilingües latín-español para todos los bolsillos:

  • El Diccionario Ilustrado Latino-Español/Español-Latino es una obra de referencia en el aprendizaje de la lengua latina, que la podrás adquirir por tan solo 23,50 euros.
  • El Diccionario latino-español de Agustín Blánquez: es muy práctico a la hora de realizar ejercicios y a la hora de redactar un texto en latín.
  • Calepinus septem linguarum: está dirigido a los alumnos más avanzados, porque es una versión monolingüe. Disponible en versión digital y en Google Libros.
  • El Diccionario de expresiones y frases latinas de Víctor-José Herrero Llorente también lo podrás encontrar por un precio un poco mayor.

También encontrarás otros diccionarios de latín aunque estos son los más conocidos y los principales. Asimismo, también podrás enriquecer tu léxico en la lengua latina gracias a los diferentes recursos y sitios web disponibles en línea:

  • ILanguages propone flashcards o tarjetas de memoria para los números, colores, sentimientos, palabras relativas a la familia…
  • Linguim ofrece numerosos recursos para mejorar tu conocimiento del latín y poder ser todo un latinhablante.

Nuestro consejo: el mejor diccionario para vosotros alumnos de latín es el de VOX, ya que es el más completo con más de 30.000 entradas en la parte latino-español y más de 11.000 entradas en la parte español-latín, con ejemplos de autores remarcados como Cicerón, Plinio el Viejo, Tito Livio o Séneca, entre otros. Asimismo, te servirá para mejorar tu latín al contar con una referencia gramatical, pronunciación, conjugación y demás.

¿Cómo puedes aprender las declinaciones latinas fácilmente?

En latín hay:

  • 5 declinaciones (en singular y en plural y en femenino, masculino y neutro);
  • 6 casos (nominativo, vocativo, acusativo, genitivo, dativo y ablativo).

Aprenderlos será indispensable para cualquiera que quiera aprender latín. La declinación de un sustatnivo o de un adjetivo dependerá de su función en la oración: sujeto, complemento directo (CD), complemento del nombre, complemento indirecto o complemento circunstancial. El vocativo tiene una función interpelativa.

Declinaciones latinas. Busca un profesor de latín que pueda facilitarte el aprendizaje.

Para aprenderte las cinco declinaciones latinas según el modelo, te dejamos el siguiente resumen:

  • 1.ª declinación: rosa, ae, femenino,
  • 2.ª declinación masculino: dominus, i, masculino,
  • 2.ª declinación neutro: templum, i, neutro,
  • 3.ª declinación: la más compleja:
    • Sustantivo parasílabo masculino o femenino: civis, is, masculino,
    • Sustantivo parasílabo neutro: mare, is, neutro,
    • Sustantivo imparasílabo masculino o femenino: consul, is, masculino,
    • Sustantivo imparasílabo neutro: corpus, is, neutro.
  • 4.ª declinación masculino o femenino: manus, us, femenino,
  • 4.ª declinación neutro: cornus, us, neutro,
  • 5.ª declinación: res, rei, femenino.

Ahora que sabemos de lo que estamos hablando, aquí te dejamos algunos consejos para memorizar mejor las diferentes declinaciones latinas:

  • Recurre a la teoría de las inteligencias múltiples: la inteligencia lingüística, la inteligencia lógico-matemática y la inteligencia espacial son particularmente adecuadas para el aprendizaje del latín. Verbalizar las declinaciones, hacer tablas, utilizar códigos de colores, hacer esquemas… Prueba todas estas técnicas y quédate con la que te vaya mejor.
  • Canta las declinaciones latinas: cantar cualquier cosa que tenemos que memorizar suele ser un medio bastante efectivo para retener información. Encontrarás varios ejemplos de vídeos en YouTube.
  • Haz ejercicios de latín: no hay nada mejor que recordar lo que has aprendido a través de la práctica. Hay muchos ejercicios de latín sobre las declinaciones sobre las declinaciones disponibles en los sitios web como Latine Disce o Ludus Litterarius.
  • Estudia con un profesor particular: si no te funciona ninguno de estos métodos o no sabes trabajar de manera autónoma, recurre a un profesor particular de latín, quien tendrá los métodos necesarios para ayudarte a memorizar las famosas declinaciones.

¿Cuáles son las locuciones latinas que se utilizan en español?

Como sabemos, el español es una lengua latina. Pero, ¿qué hemos guardado de nuestros orígenes? Las citas latinas son numerosas; de hecho, en español utilizamos pequeñas frases o abreviaturas latinas. No siempre sabemos lo que significan, pero aquí te dejamos una pequeña guía con algunas de las citas latinas más utilizadas en español:

  • Ad impossibilia nemo tenetur: nadie está obligado a lo imposible;
  • Barba non facit philosophum: el hábito no hace al monje;
  • Canis sine dentibus vehementius latrat: perro ladrador, poco mordedor;
  • Carpe diem: toma el día;
  • Dum vivis sperare decet: mientras hay vida, hay esperanza;
  • Errare humanum esterrar es humano;
  • Ex ore parvulorum veritas: la verdad viene de la boca de los niños;
  • Hic et nunc: aquí y ahora;
  • In aqua scribere: quien al cielo escupe;
  • In scirpo nodum quaerere: buscar tres pies al gato;
  • Oculum pro oculo, dentem pro dente: ojo por ojo, diente por diente;
  • Quae sunt Caesaris Caesari: al César lo que es del César;
  • Sine cortice nare: nada sin corcho;
  • Verba volant, scripta manent: las palabras vuelan, lo escrito queda;
  • Vulnerant omnes, ultima necat: todas hieren, la última nata.

Locuciones latinas. Saber lo básico del latín te ayudará a redactar tus trabajos.

Algunas de estas locuciones te serán muy útiles si tienes que escribir una memoria o una disertación para un trabajo. Será mejor saber qué significan antes de utilizarlas, ¿no?

¿Qué lenguas vivas tienen origen latino?

Hoy en día, 430 millones de hablantes hablan una lengua latina, lo que supone casi el 8 % de la población mundial.

Las lenguas habladas en Europa son lenguas indoeuropeas en su mayoría, es decir, lenguas que se hablan en Europa y la India (desde el griego hasta el sánscrito, pasando por el francés, el español, el occitano o el portugués).

Las lenguas romances o lenguas latinas son numerosas, sobre todo, en Europa, donde el Imperio Romano tuvo influencia durante varios siglos, extendiendo a su vez la lengua romana a lo largo de la cuenca mediterránea.

La vulgarización del latín fue la que originó la lengua romana rural, a partir de la cual se fueron diferenciando las distintas lenguas que conocemos hoy en día. las lenguas más próximas al latín son las siguientes:

  • La lengua sarda (hablada en Cerdeña): 8 % de derivación con respecto al latín
  • Italiano: 12 %
  • Español: 20 %
  • Rumano: 23,5 %
  • Occitano: 25 %
  • Portugués: 31 %
  • Francés: 44 %

Existen numerosas similitudes entre estos idiomas, como se muestra en la tabla que aparece a continuación:

LatínItalianoEspañolRumanoOccitanoPortuguésFrancés
ClavechiaveLlaveCheieClauChaveClé
NocteNotteNocheNoapteNuèit/nuèchNoiteNuit
CantareCantareCantarCintaCantarCantarChanter
CapraCapraCabraCapraCabraCabraChèvre
LinguaLinguaLenguaLimbǎLengaLinguaLangue
PlateaPiazzaPlazaPiaţǎPlaçaPraçaPlace

No obstante, estas similitudes son válidas solo en la expresión escrita. En la parte oral, las lenguas latinas difieren mucho entre sí y, sobre todo, para los españoles que también recibieron la influencia de los árabes durante su conquista.

Hay diferentes grupos de latín en función de sus semejanzas:

  • El grupo íberorromance que reúne las diferentes lenguas dialectales, como el castellano, el andaluz, el portugués, el gallego o el catalán;
  • el grupo occitanorromance está compuesto por el francés, el gascón o el languedociano;
  • el grupo italorromance comprende el italiano y todos sus dialectos como el piemontés, lombardo, el toscano o el corso;
  • el grupo galorromance reúne a todas las lenguas de oíl y los dialectos del norte de Francia y Bélgica: valón o normando, por ejemplo;
  • el grupo balcanorromance comprende el dracorromano, el romano actual, el modalvo, así como las lenguas muertas tipo el istrorrumano o el arrumano.
Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz