Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Dónde estudiar el instrumento más pequeño de cuerda frotada

Publicado por , el 04/09/2018 Blog > Música > Violín > ¿Dónde Puedo Aprender a Ser Violinista?

Aprender a tocar el violín, el instrumento de cuerda frotada (al igual que la viola, el violonchelo y el contrabajo) más pequeño, exige una gran inversión personal y muchos años de estudios y práctica.

La formación musical suele desarrollarse en conservatorios (donde se imparten el Grado Elemental, el Profesional y el Superior), pero también existe la posibilidad de aprender en asociaciones, en escuelas de música o incluso de manera autodidacta con aplicaciones móviles y páginas web de enseñanza online.

En este artículo damos un breve repaso a todas estas opciones para que veas las ventajas y los inconvenientes de cada una y escojas la que más se ajuste a lo que necesitas.

Cómo aprender a tocar el violín en el conservatorio

«El jazz es lo que nos permite escapar de la vida cotidiana» – Stéphane Grapelli (1908-1997).

Para ser violinistas y realizar una práctica instrumental de alto nivel, el camino formativo más indicado que debemos seguir es el conservatorio.

En los conservatorios se imparten tres ciclos de enseñanzas con distintos años de duración y abiertos a un público diferente:

  • El Grado Elemental, al que se accede con una edad mínima de ocho años tras realizar una prueba de aptitud. Tiene una duración de cuatro años.
  • El Grado Profesional, al que se accede también tras superar una prueba de acceso para medir el nivel instrumental y de lenguaje musical de los alumnos en materia de ritmo, entonación, teoría y dictado musical. Está compuesto por seis cursos.
  • El Grado Superior, al que se accede tras superar de nuevo una prueba de acceso con distintas características: composición musical, lectura de partituras, una prueba instrumental o una prueba de escritura y presentación (en el caso de cursar una especialidad no instrumental). Tiene cuatro cursos.

Aprende a tocar el violín en centros oficiales. ¿Te gustaría descubrir los instrumentos de cuerda frotada?

Generalmente, la entrada al primer ciclo del conservatorio está reservada a los más pequeños (hasta los 12 años de edad). Es la etapa en la que establecen un primer contacto con la música y el instrumento que elijan.

Podemos decir que el primer grado es un ciclo de aprendizaje, el segundo es de desarrollo y el tercero, de perfeccionamiento.

En el conservatorio los alumnos dedican un grandísimo número de horas al solfeo, con lo que aprenden a leer las partituras, hacen dictados de notas y adquieren las bases de la teoría musical (clave de sol, clave de fa, bemoles y sostenidos, tonos y semitonos, acordes, intervalos de notas, etc.).

Entre los objetivos del primer ciclo encontramos:

  • Adquirir una buena postura: aprender a sostener el instrumento y el arco.
  • Tocar las cuerdas para trabajar los distintos sonidos que producen.
  • Iniciarse en distintas técnicas y trabajar los movimientos de la mano izquierda.
  • Empezar a descubrir las notas y las partituras.
  • Aprender a respetar el ritmo y el tempo.
  • Entender cómo se prepara un violín y como se afina.

En el segundo ciclo, los alumnos perfeccionan su postura y profundizan sus conocimientos en interpretación, solfeo, etc. Y, finalmente, en el último ciclo de estudios (el Grado Superior), los alumnos consiguen dominar a la perfección su instrumento principal, leen las partituras como si de novelas se tratase y tienen una clara facilidad para interpretar piezas musicales e improvisar.

En resumen, ¿por qué nos decidiríamos a aprender a tocar el violín en el conservatorio? Pues por recibir una formación de alto nivel.

Aprender a tocar el violín en una escuela de música

¿Tienes la sensación de que los estudios musicales en el conservatorio son demasiado elitistas y que podrías aprender a tocar el violín con una formación privada en una escuela de música, por ejemplo?

Pues tienes razón. No te vamos a mentir.

Aprende a leer partituras como si de libros se tratase. El solfeo es una parte necesaria del aprendizaje.

De hecho, hay muchos profesores de violín con un gran prestigio que ejercen la docencia en escuelas de música de todo el país. Con grados en musicología, enseñanzas superiores en el conservatorio y años de experiencia en el mundo de la música, puedes encontrar docentes verdaderamente magníficos en cualquier centro formativo.

La gran ventaja de las escuelas de música es que los alumnos reciben un seguimiento personalizado a lo largo de todo el curso académico. Además, en estos centros suelen compaginar el solfeo con la práctica instrumental, de modo que los alumnos aprenden a leer partituras a la vez que empiezan a tocar un instrumento, y no de manera separada como se suele hacer en los conservatorios.

Otra de las grandes ventajas de esta opción es que las escuelas de música están abiertas a alumnos de todas las edades y niveles. Puede haber cursos para niños de tres años, adolescentes o adultos.

En las clases de violín, los alumnos aprenden a tocar con una postura correcta (espalda recta, arco bien sujeto, dedos bien colocados, etc.), desarrollan su musicalidad con el estilo que más les guste (tzigane, jazz, música clásica, klezmer, etc.) y van progresando poco a poco en etapas definidas.

¿Por qué no te dejas llevar y aprendes este instrumento tan difícil de tocar con la metodología personalizada de un profesor con experiencia? Quizás te enseñen con el método Suzuki, muy extendido en las clases y cursos de violín.

Además, por toda España hay muchísimas escuelas de música. Sería imposible mencionarlas todas, pero de Madrid a Barcelona, pasando por Valencia, Sevilla, Zaragoza o Málaga, estas son algunas de las más conocidas en las que puedes aprender a tocar el violín (o cualquier otro instrumento):

  • Escuela Musical San Petersburgo (Móstoles, Madrid).
  • Escuela de Música el Bosque de los Violines (Madrid).
  • Escuela de Iniciación Musical Armonía Musical (Madrid).
  • Escuela de Música Shine (Barcelona).
  • Escuela de Música Ad Libitum (Valencia).

En las clases de música, un profesor con una pedagogía adecuada ayudará a sus alumnos a avanzar en todos los estilos musicales, a improvisar explorando la armonía, a evitar la adquisición de malos hábitos y a descubrir cómo tocar con los tonos adecuados y la afinación correcta.

Aprender a tocar un instrumento es una actividad que requiere tiempo y perseverancia, pero no todos los alumnos tienen la determinación y la fuerza de voluntad necesaria para dedicar tiempo todos los días a tocar alguna pieza. Aquí es donde entra en juego el papel del profesor, que le instará el placer por la música y el aprendizaje.

Muchos de nuestros Superprofes afirman que una de las mayores dificultades a las que se enfrentan es la falta de motivación de sus alumnos, que, tras meses de progresos, tienen malas rachas en las que se atascan, no consiguen avanzar y se plantean seriamente dejar el aprendizaje musical.

Pero todo aprendizaje se encuentra obstáculos difíciles de sortear. Es normal. Solo debes recordar que, con práctica y dedicación, conseguirás tus objetivos. Para ello, nuestro mejor consejo es que empieces por ejercicios sencillos y poco a poco vayas aumentando la dificultad; pero todo a su debido tiempo.

Aprender violín en una asociación

¿Las clases de violín en una escuela de música te resultan muy caras? ¿Ya no tienes edad para matricularte en un conservatorio? No te preocupes, tenemos otra solución para ti: las asociaciones de música y arte.

Forma parte de un grupo de música. ¿Te imaginas dando conciertos con tu violín?

Aprender a tocar el violín en una asociación te permite, no solo aprender a leer partituras, sino también descubrir otros instrumentos (instrumentos de viento, instrumentos de cuerda, instrumentos de percusión, etc.), en clases o talleres grupales.

Cada uno toca a su ritmo y su nivel. No hay límites, pero sí se necesita un poco de paciencia.

Entre las principales ventajas de aprender música en una asociación, encontramos:

  • Que te puedes inscribir sea cual sea tu edad.
  • Que las clases no son demasiado caras.
  • Que desarrollas el gusto por la música y el aprendizaje.
  • Que puedes adquirir una buena base que te permitirá incluso componer tus propias piezas y melodías.

Además, las asociaciones suelen organizar eventos y actividades especiales cada cierto tiempo, de modo que, aunque no participes todo el año en una asociación, quizás te interese estar al tanto de las jornadas que preparan.

Las clases de las asociaciones se estructuran y organizan por niveles (inicial, intermedio, avanzado); pero también puedes pedir a tu profesor ayuda con aquellos aspectos que más te cuesten.

¿Por qué no le pides que te enseñe a tocar la mítica pieza de Django Reinhardt (Minor Swing)? Si te animas, ¡buena suerte!

Y ahora otra gran pregunta: ¿en qué asociaciones podemos aprender a tocar el violín? Estas son algunas:

  • ASESVI (Asociación Española de Violinistas), una organización cultural sin ánimo de lucro dedicada a fomentar las relaciones profesionales, educativas y sociales entre violinistas de España.
  • Galicia Fiddle, una asociación sin ánimo de lucro que organiza actividades y talleres para promover el uso del violín.
  • Asociación Amigos de la Música, en Yecla, creada para fomentar el conocimiento de la música.
  • Asociación cultural Demúsica, en Asturias, que ofrece cursos y talleres musicales.

Debemos recordar que la función principal de las asociaciones consiste en fomentar un servicio sin ánimo de lucro, por lo que los profesionales involucrados en estas entidades suelen ser auténticos apasionados de la música con devoción por la enseñanza y los violines. Una combinación perfecta, ¿no crees?

Aplicaciones para aprender a tocar el violín en el móvil

¿Acaso es posible aprender a tocar un instrumento como el violín con apps móviles? ¡Pues parece que sí!

En Superprof siempre recomendamos a nuestros lectores que se decanten por uno de nuestros cientos magníficos profesores particulares, pero hay alumnos que no disponen de los medios ni los recursos para ello.

¿Y qué se puede hacer en estos casos?

Aprende a tocar el violín con tu teléfono móvil. Hoy en día, puedes repasar solfeo en cualquier lugar gracias a tu Smartphone.

El violín es un instrumento que carece de trastes o marcas de referencia en el diapasón, con lo que resulta muy difícil aprender a tocarlo de manera totalmente autodidacta. Pero «muy difícil» no quiere decir «imposible». De hecho, hoy en día existe un amplísimo abanico de aplicaciones móviles que te pueden ayudar a adquirir una base de conocimiento sólida de solfeo o violín.

Pero sí reconocemos que nos parece difícil aprender con apps desde cero. De hecho, los alumnos que están empezando se arriesgan a adquirir malos hábitos al aprender de manera autodidacta, ya que no tendrán a nadie a su lado que les corrija y les guíe.

Además, las aplicaciones pueden no ser la opción más indicada para los peques de la casa, sobre todo porque no creemos que los alumnos de 10-12 años sean capaces aprender sin un buen profesor.

En resumen, aprender a tocar el violín o practicar con una aplicación puede tener muchas ventajas, pero solo si se concibe como un complemento a las clases o una ayuda extra para quienes ya hayan recibido cierta formación musical anteriormente.

Entre las aplicaciones más útiles para nuestro violín, encontramos:

  • Afinador y Metrónomo
  • Master Violin Tuner
  • Beat the rythm
  • Perfect Ear – Ear Trainer

¿Tienes ganas de ponerte manos a la obra y empezar a aprender este instrumento tan complicado? ¿Has encontrado por fin un profesor que te ayude y una aplicación que te permita seguir practicando en tu tiempo libre? Pues no esperes más, que lo más difícil ya está hecho.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz