Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cómo saber utilizar el latín en la escritura

Publicado por , el 27/03/2018 Blog > Apoyo escolar > Latín > Cómo Aprender a Escribir en Latín

«Feriis caret necessitas: La necesidad no tiene vacaciones» – proverbio latino

Para aprende a escribir latín, ¡tendrás que esforzarte!

Sin embargo, el alfabeto latino no será un problema para los estudiantes españoles que quieran aprender latín, ya que es exactamente el mismo que el nuestro. Por lo tanto, no será cuestión de aprender a escribir cada letra sino de familiarizarse con la gramática, la conjugación latina y el vocabulario en latín.

¿Preparado? ¡Descubre con Superprof cómo familiarizarte con el latín!

Usar un libro de texto para aprender a escribir en latín

Libros de texto de latín Los alumnos de latín dependían de su maestro en la Edad Media.

Aprender latín es mucho más fácil hoy en día que cuando se empezó a estudiar. De hecho, en la Edad Media, había sobre todo que aprenderse las declinaciones de memoria, sin entenderlas, para luego declinar las palabras y los adjetivos. El significado de una palabra en latín se aprendía de memoria y todo se repetía ante el maestro. Se aprendía por imitación para formar oraciones.

Los estudiantes dependían totalmente de su maestro para aprender, aunque se simplificaron los textos específicamente para los estudiantes novatos. Pero sigue siendo usual decir la conjugación en voz alta y de memoria.

No fue hasta el siglo XIX en Alemania cuando apareció el primer manual de enseñanza con textos para traducir desde las primeras páginas. Ya no eran solo reglas gramaticales que había que aprender de memoria, sino que tenían que aplicarse.

El método se perfeccionó en el siglo XX: cada lección tiene vocabulario, formas de memorizar además de explicaciones de gramática y traducciones de español a latín o de latín a español.

Método Schnitzler

El método Schnitzler facilita la comprensión de la estructura de la lengua mediante lecturas de antiguos textos en prosa y verso, que van acompañados de lecciones de vocabulario y gramática. Se trabaja la memorización de locuciones y vocabulario, y, para ayudar en las tareas de traducción, el libro trae incorporado un extenso glosario.

Este Método para aprender latín está orientado a desarrollar la capacidad de comprensión del estudiante, que aprenderá, ya desde las primeras lecciones, a manejar un amplio vocabulario y se familiarizará con la estructura esencial del idioma. Gracias a los ejemplos y los ejercicios de lectura, resulta sencillo memorizar las locuciones, así como las numerosas excepciones. Los pasajes para ejercitar la lectura son obra de excelentes escritores en prosa y verso, y pretenden acercar al estudiante al espíritu y al genio de la civilización latina.

Esta nueva edición del método Schnitzler incorpora los avances más recientes en la investigación filológica, entre ellos los criterios actuales sobre el origen de las palabras en las lenguas romances y la evolución de los casos en ellas.

Gramática Latina de Cambridge

Este manual pretende ser una guía clara y concisa para el estudiante de latín, elaborada con el fin de que sirva de consulta y de repaso. Su enfoque releja las pautas metodológicas seguidas por el Curso de Latín de Cambridge, lo que no impide que su manejo resulte también muy útil a cualquier alumno de esta disciplina, sea cual sea el método que haya seguido en el estudio de la misma.

Para sacarle el mayor provecho a la Gramática Latina de Cambridge, el estudiante debería contar con las nociones básicas del idioma, ya que, más bien es un libro de consulta. Los ejercicios serán útiles tanto para los alumnos que ya están traduciendo textos clásicos, como para los que quieren darle un repaso a sus conocimientos.

Método de latín I, Santiago Segura Munguia

Complemento inseparable de la Gramática Latina y herramienta fundamental en el aprendizaje de cualquier lengua, este volumen (que incluye su correspondiente Clave) recoge los ejercicios necesarios para ayudar a comprender y aplicar la parte teórica.

Santiago Segura Munguía es profesor emérito de la Universidad de Deusto y uno de los autores sobre cultura clásica más respetados en el panorama editorial, contando en su bibliografía con obras como Diccionario de Latín-Español (entre los más vendidos en su género tanto en España como en Latinoamérica), su Diccionario etimológico de Medicina y el Diccionario por Raíces del Latín y de las voces derivadas, entre otras.

¿Te gustaría saber también qué palabras y expresiones latinas se siguen utilizando en castellano?

Practicar la traducción del español al latín

Traducir para aprender latín La traducción es una excelente manera de aprender latín.

¿Cómo aprender latín? ¡Traduciendo del español al latín, por supuesto! Aunque a menudo es aconsejable pensar en el idioma que se está aprendiendo, en el caso del latín, no es obligatorio. El latín es una lengua muerta, por lo que no sirve de mucho aprender a pensar en latín.

En cambio, saber cómo traducir del latín al español y del español al latín puede ayudarte a aprender a escribir en latín. Este aprendizaje va de la mano con el aprendizaje de la gramática y, en particular, las declinaciones y las desinencias de un sustantivo. No se puede aprender a traducir un texto sin conocer un mínimo de vocabulario y cómo declinarlo.

Te aconsejamos que comiences traduciendo del latín al español, que es menos complicado pero te permitirá comprender y asimilar el orden de las palabras y el uso de las declinaciones en latín.

También es útil para adquirir vocabulario. No dudes en hacer fichas de vocabulario y usar reglas mnemónicas si es necesario para las palabras que se te resistan (imagen mental, juegos de palabras…).

También te darás cuenta de que la puntuación es casi inexistente en latín o que algunos textos están escritos en mayúsculas. La puntuación en latín no cumple las mismas reglas que la española.

Una vez que hayas aprendido a descifrar el latín y traducirlo al español, es hora de hacer la traducción inversa: del español al latín. Te serán muy útiles las palabras que hayas aprendido al traducir del latín al español.

El único inconveniente si estudias por tu cuenta es que no habrá nadie que te corrija. Aunque es fácil saber si la declinación latina que se ha utilizado es la correcta, es más complicado estar seguro del orden de las palabras. Sin embargo, hay muchas páginas en Internet donde puedes practicar con ejercicios resueltos, como: Latine Disce, Studystack.com, Luduslitterarius.net, Cerebriti o Culturaclasica.com.

¿Quieres aprender a hablar en latín? ¡Lee nuestro artículo!

Aprender a escribir en latín gracias a la literatura

Textos en latín ¡Elige un libro sobre mitología para aprender más!

Aprender latín se hace de forma diferente a otros idiomas vivos, pero, en cualquier caso, ya sea para aprender inglés, aprender francés o aprender árabe, leer un texto escrito en el idioma de origen es muy formativo.

Podrás mejorar tus conocimientos sin mucho esfuerzo, siempre que, por supuesto, hagas una lectura útil: que busques palabras de vocabulario, que las copies para aprenderlas, que intentes deducir el significado por el contexto…

Al principio, es recomendable que evites los textos antiguos que suelen ser complicados al aprender un nuevo idioma como el latín. Aquí tienes una lista de textos sencillos para comenzar:

  • Jacob’s latin Reader: primera parte y segunda parte;
  • Ritchie’s fabulae faciles;
  • De Viris Illustribus de Lhomond;
  • La Vulgata en latín.

Una vez que tengas un nivel más avanzado, ¿sabías que hay textos modernos traducidos al latín? Aquí tienes algunos que pueden interesarte:

  • Insula Thesauraria(La isla del tesoro),
  • Rebilius Crusoe(Robinson Crusoe),
  • Pericla Navarchi Magonis(Las aventuras del Capitán Magon),
  • Harrius Potter y Philosophi Lapis (Harry Potter y la piedra filosofal),
  • Harrius Potter y Camera Secretorum (Harry Potter y la cámara secreta).

La mayoría de ellos los encontrarás en Google Books. Es una excelente manera de mejorar tus conocimientos del latín y su historia y enriquecer tu vocabulario.

Finalmente, cuando estés completamente cómodo con el latín, puedes abordar la lectura de textos antiguos como De bello Gallico de César o De oratore de Cicerón. El latín se volverá casi tan natural como tu lengua materna, como pueden ser muchos otros idiomas.

¡Lee también nuestro artículo sobre el origen del alfabeto latino!

Escribir en latín gracias a la caligrafía: ¿es posible?

Caligrafía latina Siguiente paso: escribir una novela.

El arte caligráfico no está reservado solo para la escritura china. Aunque es la más famosa, no hay por qué aprender chino para aprender el arte de escribir bien.

Aprender un idioma a menudo implica aprender su cultura, y las lenguas antiguas son conocidas por tener una caligrafía muy particular.

Sin embargo, antes de embarcarte en la caligrafía latina y la escritura del latín, es conveniente tener algún material como un portaplumas y una pluma de metal, además de tinta, papel secante y un lápiz para trazar los ejercicios. También puedes hacerte con un libro de escritura para practicar la escritura a mano en latín.

Tras un poco de práctica, podrás reproducir un texto latino completo en cursiva.

Échale un ojo también a nuestro artículo sobre los mejores consejos para aprender a hablar en latín.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz