Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo llegar a ser fotógrafo profesional sin formación?

Publicado por Mariana, el 05/03/2018 Blog > Arte y ocio > Fotografía > Ser Fotógrafo Profesional sin Diplomas o Títulos

«La fotografía no puede cambiar la realidad, pero sí mostrarla.»

Si esta cita de Fred McCullin te remueve por dentro, puede ser que quieras convertirte en fotógrafo profesional.

Pero, ¿cómo conseguirlo si nunca has asistido a un curso de fotografía y no tienes ningún tipo de diploma o título?

Aprender fotografía sin ayuda, pero con grandes dosis de motivación y pasión es posible. Y, ¿llegar a ser fotógrafo profesional?

Sin ninguna duda, la fotografía es la rama del arte más accesible en la actualidad: el hecho de que todo el mundo tenga una cámara y acceso inmediato a programas informáticos de retoque profesional ha hecho que esta forma artística esté en pleno auge, dando lugar al surgimiento, sin precedentes, de fotógrafos aficionados.

Sin embargo, no todo el mundo puede transformar una afición en una profesión. El fácil acceso que se tiene a imágenes de todo tipo a través de sitios web como Flickr, Instagram o Pinterest, ha provocado el efecto inverso en lo que se refiere al trabajo remunerado de los fotógrafos profesionales. Aparentemente, ahora los artistas dedican más tiempo a mantener al día sus redes sociales y a promover sus producciones más que a desarrollar y a producir su arte.

¡Para que puedas destacar en un ambiente tanta competencia, tienes que ser emprendedor y también creativo!

¿Cuál es el camino a seguir para convertirte en fotógrafo profesional sin no tienes títulos de fotografía? ¡Superprof te explica el camino a seguir para hacer de la fotografía tu profesión, sin tener que pasar por una escuela de prestigio!

Formarse como fotógrafo completamente solo, ¿es posible?

Aprender fotografía de forma autodidacta puede asustar, pero si te encanta hacer fotos por placer y piensas hacer de la fotografía tu profesión, hay algunos elementos que debes tener en cuenta.

Tendrás que entender cada concepto abordado y llevarlo a la práctica con todo detalle, pero asimismo, tendrás que combinarlo con otros (concretamente con aquellos ligados a la exposición).

Veamos el panorama general de la fotografía.

Consigue un buen material y equipo fotográfico aunque seas principiante No es indispensable estudiar fotografía en una escuela de prestigio, pero sí que cuentes con un buen equipo fotográfico.

El equipo que necesita todo fotógrafo

Obviamente, la profesión de fotógrafo exige la compra de un equipo concreto. Existen tres tipos de cámaras de fotos:

Las compactas: pequeñas, ligeras y con una buena relación calidad-precio (alrededor de 200€), pero con un rendimiento y una adaptación limitados. No se aconsejan cuando lo que se quiere es dedicarse profesionalmente a la fotografía.

Las reflex: mejor rendimiento, más flexibles, pero también más grandes y más caras (entre 500-600€ las más económicas). Es posible cambiar los objetivos y hay que matizar que con este tipo de aparato es con el que trabajan los profesionales. El siguiente tutorial de Youtube te explica cómo utilizar una de estas cámaras.

Las híbridas: una mezcla de los dos tipos anteriores. Aunque se parecen mucho más a las reflex, son más pequeñas. En general, los objetivos no se pueden intercambiar, salvo excepciones (esta característica eleva el precio). La calidad y las posibilidades son bastante mejores que las que ofrecen las compactas.

Resumiendo: cuando se es principiante, más vale invertir en una reflex aunque sea de gama básica.

Existen muy buenas oportunidades en sitios profesionales o entre particulares.

Cuando ya tengas la cámara, lo siguiente en lo que tendrás que interesarte serán los objetivos. Tienes que tener en cuenta dos aspectos a la hora de escogerlos:

  • La distancia focal: expresada en milímetros (mm), una larga distancia focal permite fotografiar objetos alejados, mientras que una distancia focal corta permite fotografiar un conjunto en su totalidad, como por ejemplo un monumento.
  • La apertura: una gran apertura hará que entre mucha luz y permitirá utilizar una velocidad rápida. Mucho mejor para las fotos relacionadas con el deporte, los animales, fotos en el interior o con luz tenue.

Por supuesto, existen otros accesorios utilizados en fotografía, pero que no son indispensables al principio:

  • Una bolsa para mantener ordenados la cámara y los objetivos,
  • El trípode para los largos momentos de exposición.
  • El flash, útil para compensar la falta de luz.
  • Los filtros para oscurecer, evitar los reflejos, optimizar el acabado de los colores…

¡Dejemos la fotografía analógica a un lado! A menos que te quieras especializar en ella, es bastante más complicada que la fotografía digital de la actualidad.

Los conceptos básicos de la fotografía

Algunos conceptos básicos en fotografía son los siguientes:

  • La orientación: una foto está bien orientada cuando no es ni muy clara ni muy oscura. La cantidad de luz entrante dependerá de la velocidad de la apertura del diafragma del objetivo. Para una escena con poca luz, habrá que escoger una gran apertura y un tiempo de exposición prolongado.
  • La medición de la luz: hace referencia al equilibrio entre los tonos blancos y la medida del gris. Un buen equilibrio de blancos permite conseguir que los colores sean fieles a la realidad. Por lo general, la cámara intenta que la imagen sea representada en su mayoría con tonos grises medios. Con una reflex, es posible escoger la medida de la luz entre matricial, puntual y ponderada al centro. ¡Tendrás que probar!
  • La velocidad o tiempo de exposición: se refiere al tiempo que la superficie sensible de la cámara está expuesta a la luz durante la captura, es decir, es el tiempo que está haciéndose la foto. En la práctica, la velocidad depende del efecto que se quiera conseguir (fijo, nítido, borroso…), de la velocidad del movimiento del sujeto fotografiado y de la distancia focal. Y sí, esto puede recordarte a los ejercicios de física, es normal.
  • La apertura: se corresponde con el tamaño de la superficie que dejará pasar la luz a través del objetivo durante la exposición. Se expresa en f/. Valor bajo = apertura grande (para escenas poco luminosas). Valor alto = apertura pequeña (permite evitar la sobreexposición del sujeto).
  • La sensibilidad: es la cantidad de luz requerida para una buena exposición. Para expresarla, se utiliza el índice ISO. Índice alto = alta sensibilidad (para evitar la subexposición). Por el contrario, índice bajo = sensibilidad débil (para evitar la sobreexposición).

Las reglas básicas de la composición fotográfica

Si tu objetivo es convertirte en fotógrafo del mundo de la moda, fotógrafo para prensa, especializado en bodas o incluso un fotógrafo de estudio, la composición de la imagen es muy importante para trasmitir el mensaje que se desea.

¿Ya has oído hablar de la regla de los tercios? Se trata de dividir la escena que se desea fotografiar en tres líneas y tres columnas, como se muestra a continuación:

La regla de los tercios en la composición fotográfica ¡Para que tus fotos sean aún más bonitas, no te olvides de la composición!

Centrar el sujeto hace que la imagen sea plana, aburrida, sin atractivo alguno. Colocarla sobre uno de los puntos de intersección de las líneas proporcionará más profundidad y vida a tu foto. Funciona muy bien con imágenes rectangulares (el cuadrado proporciona una imagen bastante centrada).

A continuación, puedes ver un vídeo que te explica esta regla de una manera más práctica.

De hecho, el ojo humano suele examinar la imagen desde la esquina superior izquierda hasta la esquina inferior derecha, formando una especie de Z. Si el sujeto está colocado en el centro, esto tiende a romper la lectura.

¡Y si consigues hacer una foto que responda al número de oro, existen muchas posibilidades de que sea una foto casi perfecta!

Por cierto, ¿te interesa la fotografía animal? ¡Descubre cómo convertirte en fotógrafo de animales!

Captar clientes y saber venderse para llegar a ser un gran fotógrafo

Ok, ya has dejado atrás la etapa del equipo y la de los tutoriales. Empezarás a sentirte más experimentado y querrás empezar a jugar en la liga profesional.

Lo ideal es relacionarse con fotógrafos profesionales y posibles clientes. Sin formación en fotografía, sea del tipo que sea, es complicado conseguir un mínimo de experiencia dentro del ámbito profesional del sector.

Comienza por relacionarte con fotógrafos profesionales para conseguir unas prácticas en un estudio o incluso convertirte en ayudante de fotografía. No hay nada mejor que poder llenar tu CV con experiencia como fotógrafo (o más bien, tu book, volveremos a ello más adelante). Poco a poco, el fotógrafo profesional depositará confianza en ti y te propondrá tomar el relevo en sus fotografías de prueba. Asimismo, podrá convertirse en tu mentor y dar prestigio a tu trabajo.

¡La agenda de contactos en este sector es primordial! El boca a boca funciona muy bien, pero hay que saber a quién dirigirse.

En un primer momento, da preferencia a las interacciones sociales antes de venderte. Habla de ello a tus familiares y círculo próximo, acude a eventos relacionados con tu dominio de actividad o el tipo de fotografía al que te gustaría dedicarte (moda, bodas, etc.). ¡Date a conocer como fotógrafo, por supuesto, pero ante todo, como un apasionado de la fotografía!

Una gran sonrisa, un poco de descaro y ser sociable son las claves para que tengas éxito en esta profesión.

Tienes que ser consciente de ello, sobre todo si eres una persona tímida. Hay que «forzarse» un poco. Especialmente, no solicites posibles trabajos. Decir que eres fotógrafo es una cosa, pero no deberías ofrecer tus servicios hasta que hayas tenido varios encuentros con una persona.

Para terminar, tienes que saber dar para recibir. Intenta cumplir con las expectativas de las personas que puedan convertirse en tus clientes, incluso aunque no sea tu especialidad. Se acordarán de ello y, seguramente, pensarán en ti para otros proyectos.

Para saber venderte: no dudes de tus capacidades (aunque en el fondo te preguntes cómo hacerlo)¡Inspira confianza a los demás!

Preparar un book y crear una web en Internet de fotografía

¿El CV cuando se es fotógrafo? ¡Olvídalo! Te dedicas a una profesión visual, no hay necesidad de preparar un CV, especialmente cuando no cuentas con diplomas o títulos que puedas incluir, sino con tu experiencia en el terreno.

Portfolio o book, dos herramientas indispensables para mostrar tu trabajo como fotógrafo. Para abrirte camino en el mundo de la fotografía, piensa en crear un portfolio con tus trabajos.

Preparar un book con tus mejores fotos en tu especialidad te proporcionará más prestigio. Para ello, te damos varios consejos:

  • Ser breve: entre 12 y 20 fotografías son suficientes. Si el cliente se siente seducido por tu trabajo, te pedirá ver más.
  • Mostrar solo trabajo de calidad: selecciona únicamente las mejores imágenes, es algo obvio.
  • Mostrar diversidad: guarda las imágenes de un mismo estilo, muestra que sabes hacer cosas diferentes a través de tus fotos. El mensaje tiene que mostrar tus capacidades fotográficas.
  • Comenzar con fuerza: coloca tu segunda mejor foto al principio.
  • Terminar con fuerza: la última foto tiene que mostrar la excelencia, tiene que dejar huella, por lo que tiene que ser tu MEJOR foto.
  • Actualizar el book: tus progresos y mejoras en tu estilo tienen que verse reflejados en tu portfolio.

Por último, crear un blog con tus trabajos, un perfil profesional en Facebook o una página web de verdad pueden serte de gran utilidad para atraer a futuros clientes. Esto inspira confianza a tus potenciales clientes y ganarás notoriedad.

En resumen:

  • ¡Aprender de forma autodidacta es un camino más largo, pero totalmente posible! Los tutoriales en Internet son muchos, variados y de calidad, así que, let’s go!
  • Ser fotógrafo aficionado es una cosa, pero cuando se desea pasar al nivel profesional, la agenda de contactos es primordial. ¡Trabaja las relaciones públicas!
  • No olvides presentar tu trabajo a través de un book y ayúdate igualmente de Internet: blog, página web, redes sociales…Llama a todos las puertas para darte a conocer y hacer contactos.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cómo hacerse fotógrafo autónomo.

Si vives en la capital y deseas ponerte en contacto con profesores cerca de ti para tomar cursos fotografia Madrid, no dudes en inscribirte sobre Superprof.es

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz