Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

El «savate» o boxeo francés: ¿y eso qué es?

Publicado por Mariana, el 05/03/2018 Blog > Deporte > Boxeo > ¿Qué Es el Boxeo Francés?

« El boxeo francés es un juego duro, imprevisible, brillante y lleno de iluminaciones románticas».

André Dumas

Con esta maravillosa cita de un viejo boxeador profesional francés (que viene que ni pintado), que estuvo en actividad desde 1911 hasta 1920 con 25 combates como profesional, no podemos sino sentir envidia de las mieles que ofrece el «savate». Ahora bien, hay que reconocer que este deporte es mucho menos conocido que su primo de las islas, el boxeo inglés, y desde luego mucho menos famoso que la mayor parte de las artes marciales: karate, judo, taekwondo, jiujitsu, aikido, etc.

Lo bueno es que para practicarlo no hay que llevar una camiseta marinera, ni boina, ni un bigotillo ni una baguette: solo tenis, guantes y otras protecciones de boxeo (protector bucal, protección para las tibias, vendas, coquilla, etc.) y las «iluminaciones románticas» es por si te quedas así tras un KO.

Descubre con Superprof los distintos estilos de boxeo.

El boxeo francés a grandes rasgos

Como todo boxeo, el boxeo francés, que también se llama «savate», es un deporte de combate de «percusión», es decir, que tiene una cierta violencia y en el que hay golpes reales. Los aprendices también hablan de «un deporte de combate pies-puños», aunque la mayor parte del tiempo se utilizan más los pies (hasta un 99% de las veces). El deporte se basa en duelos entre dos adversarios en un ring de boxeo (4,5 x 6 m) en una sala de boxeo. Ambos contrincantes deben llevar guantes, pero también zapatillas. Sí, porque el uso de los pies se permite tanto como el de los antebrazos.

La posibilidad de dar un golpe con el pie hace que esta actividad deportiva sea muy técnica. De hecho, las guardias de defensa son muy variadas y el juego de piernas es particularmente importante, ya que permite orientarse tanto a la defensa como al ataque (para preparar un contrataque, por ejemplo).

Eso sí, aunque lo pies son el núcleo de los ataques inferiores, los golpes de tibia y de rodilla están totalmente prohibidos. La técnica habla de ofensivas pedestres (los otros están prohibidos), que es algo muy específico en el boxeo francés.

Qué distingue el boxeo francés de otros estilos de este deporte. ¿Cuáles son las características del boxeo francés?

Para la parte superior del cuerpo, los cuatro golpes fundamentales son el directo, el crochet, el uppercut y el swing. Claramente, la mayor parte de los nombres surgen del boxeo inglés y, por si entraban dudas, los reveses están prohibidos.

Además, el boxeo francés está abierto tanto para hombres como para mujeres o niños, incluso. Eso sí, es preciso tener agilidad y dinamismo, porque es como si fuese una especie de gimnasia en la que además aprendes a combatir. El enfrentamiento específico del «savate» es el asalto, en el que está prohibido buscar la confrontación violenta como tal (de hecho, te descalificarán si te dan tres avisos por voluntad de luchar «fuera de combate» o de KO). Los árbitros/jueces (u oficiales) evaluarán el estilo, las tácticas y la técnica desplegados por los adversarios. Por lo general, las peleas se centran en tres rondas de dos minutos cada una, con un tiempo de recuperación fijo de un minuto y medio (cada combatiente cerca de las cuerdas, cada uno en una esquina del ring). Hay que tocar lo más posible al adversario y evitar sus golpes, con un tiempo limitado, como ya hemos dicho.

Ahora bien, para acceder al verdadero combate como tal, hay que tener (por lo menos) el nivel de guante amarillo. La potencia está a la orden del día y las normas son cinco rondas de dos minutos. En la actualidad, ya hay más de 44.000 «savateros» así que, ¿a qué esperas para unirte a este selecto grupo de luchadores?

¿Te interesa conocer también las reglas del muay thai?

Historia del «savate»

Si bien el boxeo inglés tiene el apodo de ser el «noble arte», eso ocurre principalmente por su anterioridad. Esa es la explicación de su popularidad y de su universalidad. De hecho, es el primer arte de boxeo que se registró, en el siglo XVIII, al amparo de los bookmakers ingleses a los que no les gustaban las carreras de caballos. En 1719 ya había un campeón, pero a partir de 1857 se desarrollaron y entraron en vigor las normas de la disciplina moderna.

Al tiempo, en 1899, un tal Louis Lerda volvió de EE. UU. e intentó introducir el boxeo inglés en Francia, con un primer combate en París (sala Wagram). Posteriormente, en 1903, se creó una especie de federación deportiva, fruto de la organización de los fans. No obstante, poco antes, el boxeo francés, que nació en la calle, se había registrado como una de las prácticas más corrientes en varias regiones de Francia (de las más populares en la capital). De hecho, Charles Lecour (1808-1894) está considerado como el padre del «savate», como nos cuenta Wikipedia. A continuación, entra en el ring uno de sus discípulos, Joseph Charlemont, y después su propio hijo, Charles.

Apúntate a un curso de boxeo para ponerte en forma. ¿Te animas a apuntarte a unas clases de este deporte tan completo? | Foto: Pop In the City on VisualHunt.com / CC BY-NC-ND

Estos dos grandes nombres del boxeo francés registraron el deporte que se practica actualmente a partir de distintas variantes que existían en aquel momento. Por otro lado, se considera que el «savate» entró en la era «moderna» con la siguiente generación, gracias a un alumno de los fundadores: el conde Pierre Baruzy, campeón de Francia en 11 combates, antes, durante y después de la Gran Guerra. En 1924, por fin, Baruzy participa en los JJ. OO.

Como anécdota, Georges Clemenceau exigió que, desde su creación en 1907, las brigadas móviles de policía se entrenasen regularmente en el boxeo francés. Por fin, los primeros campeonatos europeos de «savate» se producen durante la década de 1970 (y en 2015 fue catalogado como patrimonio cultural inmaterial francés).

¿Quieres saber también qué es el shadow boxing?

Las sutilezas del boxeo a la francesa

A los principales equipos de «savate» del país les encanta repetir que el espíritu del boxeo francés reside en cuatro términos: «ética, educación, estética y eficacia». En el boxeo francés, es imposible mentir o engañarse a uno mismo: hay que darlo todo y saber desarrollarse si quieres que tu espectáculo sea interesante y tenga público. Por ejemplo, la fuerza bruta o la búsqueda del KO no son la clave de los partidos. Más bien, lo interesante es la inteligencia y la sutileza del luchador, que se puede observar en los combates, sobre todo porque estas habilidades requieren una coordinación psicomotriz perfecta.

Lo lógico es mejorar la agilidad y el equilibrio, pero también hay que ser perseverante y valiente a la vez. Imbúyete de esa «furia francesa» de este deporte, que marca la diferencia entre la gloria del vencedor y el fracaso del derrotado.

La dimensión estratégica del «savate» se destaca por las estadísticas de la condición física de sus practicantes. Por ejemplo, los «savateros» americanos afirman lo siguiente: «el boxeo francés […] ocasiona un número proporcionalmente menor de lesiones que el resto de deportes, como el fútbol americano, el hockey sobre hielo, el fútbol, la gimnasia, el baloncesto, el béisbol o el patinaje». Así que, amigo, olvídate de esos prejuicios sobre el boxeo francés: ¡el «savate» es un deporte de caballeros! Y sí, se juega en zapatillas y, por lo general, los árbitros llevan pajarita.

Con este deporte, la relajación del cuerpo es fundamental, pero también lo son esquivar y tonificar bien los músculos. Por eso, el boxeo francés atrae a mucha gente que busca mantener una silueta delgada y atlética. De hecho, es que hasta existe una forma de «boxeo fitness» que se basa en el boxeo francés,

Y es que el deporte también tiene alguna similitud con la esgrima, sobre todo por ser para caballeros y porque se puede imitar los golpes de espada contando simplemente los toques de un rival a otro. Michel Casseux lo llamó, en su momento, «la esgrima de los pies».

Los deportes de lucha tienen una historia de siglos de antigüedad. La lucha como deporte se remonta al inicio de los tiempos.

Aunque los combates de los campeonatos son muy reales, en los entrenamientos son más importantes los asaltos, en los que los golpes no son totalmente reales, pues en ningún momento se busca dañar al compañero. De hecho, también hay competiciones de asaltos, de forma que podemos decir que la finura es una de las preocupaciones de los «savateros». Un último gesto elegante: está prohibido tocar las partes íntimas, pero, en el caso de las mujeres, también lo está golpear a los pechos. Y, desde luego, los golpes por detrás están absolutamente prohibidos y se penalizan con severidad.

Échale un ojo también a nuestro artículo sobre el boxeo chino.

Los grados y los campeones del boxeo francés

Con los más de 100 años de existencia según sus reglas actuales, el boxeo francés tiene una historia abundante, desde el principio del deporte profesional con Charlemont a los 11 títulos nacionales de Baruzy durante la Primera Guerra Mundial. Y podemos daros más nombres de los mejores boxeadores franceses: Scheffler, Robin, Nandi o Berrou. Eso sí, antes de llegar a la cima del deporte, tendrás que aprender y superar pruebas. Ten en cuenta los grados: si en las artes marciales lo que prima es el color del cinturón, en este caso lo que prima es el color de los guantes. Con esta característica, podrás demostrar tu nivel e inscribirte en las competiciones que puedas/quieras.

La historia del boxeo "savate" se remonta a hace más de 100 años. Este deporte tiene más de un siglo a sus espaldas.

Desde los aprendices hasta los maestros, nos encontramos los siguientes grados:

  • Azul.
  • Verde.
  • Rojo.
  • Blanco
  • Amarillo.
  • Plata técnica (GAT 1, 2 y 3).
  • Bronce.
  • Plata de concurso/competición (de 1 a 5 o de 2 a 6 si partes de bronce).
  • Bermellón.
  • Dorado.

Sin embargo, dejemos algunas cosas claras: es muy difícil pasar por los cinco primeros grados. Ahora bien, sabemos que tu motivación y perseverancia lograrán vencer todos los obstáculos que te encuentres en tu camino.

Descubre también las reglas del full contact.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz